Educación

Tras los cuatro años de gobierno macrista, la crisis educativa se profundizó en todos sus aspectos: salarial, edilicio, avancede la privatización.Las escaladas inflacionarias depreciaron un presupuesto, que en lugar de crecer acorde a la devaluación, sufría recortes. El ajuste alcanzó a todos los niveles educativos y al área de ciencia y técnica. El resultado es una situación insostenible.

A ese ajuste fondomonetarista aportaron los gobernadores y ministros de todas las provincias: el macrismo gobernó con la Ley de Educación Nacional del kirchnerismo y la anuencia del Consejo Federal de Educación y se adaptaron los rectores de todas las universidades del país. En el Congreso, oficialismo y oposición votaron los presupuestos de ajuste en la educación.

Esta ofensiva contra la educación la enfrentaron los trabajadores de la educación y estudiantes que, con un gran apoyo social en defensa de la educación pública, protagonizaron una rebelión educativa en 2018. La rebelión de Chubut, en Neuquén, en Tucumán, en todo el país los docentes protagonizaron importantes luchas por sus salarios.

En la ciudad, estudiantes terciarios y secundarios, docentes, padres y autoridades rechazaron la UNICABA de Rodríguez Larreta, que el gobierno de CABA votó en medio de una represión. Los sindicatos combativos de docentes de media y terciarios, rechazaron las paritarias a la baja y no cejaron en la lucha en defensa de la educación, por el salario y las condiciones de estudio y trabajo.

La continuidad de los acuerdos y el tutelaje del FMI empeorará aún más la situación crítica de la educación: más ajuste, recorte presupuestario y entrega de los recursos económicos nacionales en detrimento de la educación, reforma educativa mercantilizadora y avanzada privatista. El pago de la deuda y el régimen del FMI es incompatible con la recuperación del sistema educativo nacional.

Presupuesto

El ajuste fondomonetarista fue brutal en la educación.

El recorte presupuestario, votado por diputados macristas y del PJ llega al 19% a nivel nacional y al 8% en los presupuestos provinciales. El 6% del presupuesto destinado a la educación contrasta con el 32,8 que suma el destinado al pago de la deuda externa y de los subsidios a los capitalistas.

Infraestructura

Los recursos para equipamiento y refacciones cayó un 85% sólo en 2019.

El deterioro de las escuelas llegó al punto de cobrarse la vida de los trabajadores de la educación Sandra y Rubén en la escuela 49 de Morón. La crisis edilicia, los peligros, el frio, la falta de materiales, perjudica y llega a impedir la propia tarea de estudiar y trabajar, en colegios y universidades.

Vacantes

La falta de construcción de escuelas y jardines deriva en la falta de vacantes, sobre todo en el nivel inicial.

Comedores

Docentes y padres han registrado una caída en la cantidad y un empeoramiento de la calidad nutricional de los alimentos de los comedores escolares y las viandas y achicamiento de las raciones.

Privatizacion

La privatización de la educación avanza de forma directa e indirecta, producto de la crisis en la que se encuentra la educación pública y de los beneficios económicos que recibe del Estado.

En la Ciudad y Provincia de Buenos Aires, el 50% de la educación está en manos de empresas y de la Iglesia. El negocio con la educación es enorme y está en expansión: subsidios, multiplicación de posgrados arancelados, negocios capitalistas al interior del sistema universitario con convenios y donde las empresas intervienen hasta en los contenidos.

Reformas

La reforma educativa del FMI plantea recortar un año del secundario para reemplazarlo por trabajo gratuito.

Es una reforma precarizadora de la educación para un mercado laboral de trabajo precario. Con carreras más cortas y sin especializaciones se condena a los jóvenes a una formación desvalorizada y trabajo precario. Con mano de obra gratuita se devalúa el salario de los trabajadores. La idea de “carreras cortas” destruye las carreras superiores y fomenta el negocio del posgrado arancelado.

Planteamos

> Derogación de todas las leyes y reformas anti-educativas macristas y de las kirchneristas. Nacionalización del conjunto de la educación. Por una educación científica, laica y gratuita.

> Cuadruplicación del presupuesto educativo.

> Construcción de las escuelas primarias, secundarias, jardines y terciarias requeridos por la población trabajadora. Boleto educativo. Servicio alimentario gratuito en todos los niveles. Comedores universitarios para estudiantes, docentes y no docentes. Ingreso irrestricto a la educación superior.

> Salario Básico Nacional igual a la canasta familiar sin cifras en negro. Respeto de los regímenes jubilatorios docentes y del 82 % móvil. Indexación mensual. Salario para los adhonorem. Cargo testigo igual a la media canasta básica familiar. No al vaciamiento de las cajas jubilatorias y de las obras sociales docentes. Control de los fondos en manos de los trabajadores, activos y pasivos. Defensa de los regímenes especiales.

> Aplicación efectiva de Educación Sexual en todas las escuelas, presupuesto y control de contenidos a cargos de estudiantes, docentes y organizaciones de lucha.

> Derogación de la Unicaba. Defensa de la formación docente y de los institutos terciarios.

> Supresión de las subvenciones a la educación privada. Apertura de los libros de las escuelas privadas. Estatización de toda escuela que despida o cierre. No a la reforma educativa precarizadora, privatista y mercantilizadora de la educación.

Conocé nuestras propuestas
sobre otras temáticas:

VIVIENDA

MEDIOAMBIENTE

MUJER Y DISIDENCIAS

SALUD

DEUDA

JUVENTUD

Si estás de acuerdo

Conocé al
Frente de Izquierda