Vivienda

En todo el país, el precio del metro cuadrado de tierra llegó a precios exorbitantes.

Esto sucede porque la tierra y el suelo urbano son apropiados por un puñado de capitalistas, que las utilizan como inversión financiera en dólares.

Son viviendas que no se ofrecen en alquiler sino se mantienen vacías, como resguardo de valor, mientras crece la población en los barrios precarios y villas de todo el país.

La política del Gobierno ha sido fomentar este proceso de privatización y especulación con la tierra. Esa especulación está en la base del encarecimiento de las viviendas y los alquileres, cuyo acceso es inalcanzable para gran parte de la población trabajadora.

El Frente de Izquierda Unidad plantea asignación del suelo urbano ocioso a la vivienda popular y un plan masivo de construcción de viviendas y urbanización de los barrios populares bajo control de los vecinos, financiado con un impuesto extraordinario a los especuladores financieros, a los bancos y grandes capitalistas.

Prohibir el remate de tierras y resguardarlos para vivienda, educación, salud y espacio público.

Alquileres

Por la incapacidad de comprar una vivienda, la gran mayoría de la población alquila

Tenemos los alquileres más caros de la historia: se llevan más de la mitad de los ingresos de los inquilinos, que cobran salarios en pesos que no evolucionan como la inflación y los alquileres. Los inquilinos están expuestos a sobre-aumentos y condiciones extorsivas. 

En el último año, el 30% de los inquilinos rescindió su contrato por no poder pagarlo. Cada vez, más personas que viven y trabajan en la Ciudad de Buenos Aires no pueden afrontar un alquiler allí, emigrando a zonas aledañas. Lo mismo sucede en las grandes ciudades del país.

Alquiler: 47%
+ expensas
+ impuestos
+ servicios
= 70% del salario

Créditos UVA

Como toda política de acceso a la vivienda, se lanzaron los créditos UVA.

Pero no son una herramienta que facilite el acceso a la vivienda sino un instrumento financiero en favor de los bancos. La indexación de las cuotas y de la deuda total a la inflación hizo que la situación de muchos tomadores de estos préstamos sea desesperante. Sus deudas pueden terminar valiendo más que sus viviendas. Crecen las amenazas de desalojo y ejecuciones. 

El Frente de Izquierda Unidad plantea que el valor de las cuotas mensuales no puede ser indexado más allá del 50% del Índice de Variación Salarial y no puede superar el 25% del ingreso familiar.

Mirá el proyecto presentado por Romina Del Plá para anular el sistema de Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) para la indexación de los créditos hipotecarios.

Barrios Precarios

Por la incapacidad de comprar una vivienda, la gran mayoría de la población alquila.

Como consecuencia del aumento de los alquileres, producto de la devaluación y la inflación, y las condiciones abusivas para alquilar, muchos trabajadores viven en barrios precarios de todo el país. En Argentina hay más de 5000 asentamientos precarios. En diez años, la población que vive en villas se ha duplicado en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires, se triplicó. 

En los barrios precarios, las condiciones de vida son brutales: los trabajadores viven hacinados, sin acceso a los servicios básicos como la electricidad, el gas o agua potable, se les niegan los títulos de propiedad y los barrios no cuentan con asfalto, limpieza, escuelas ni atención médica.  El Gobierno no solo fomenta la especulación inmobiliaria. Es absoluta la ausencia de campañas para resolver necesidades básicas, especialmente en las grandes barriadas obreras de la provincia de Buenos Aires. Las urbanizaciones impulsadas por Horacio Rodríguez Larreta en CABA fueron completamente cosméticas: no resolvieron la crisis habitacional y, por el contrario, han endeudado a las familias más pobres y las han relocalizado en viviendas mal construidas.

Planteamos

El Frente de Izquierda Unidad plantea asignación del suelo urbano ocioso a la vivienda popular y un plan masivo de construcción de viviendas y urbanización de los barrios populares bajo control de los vecinos, financiado con un impuesto extraordinario a los especuladores financieros, a los bancos y grandes capitalistas.

Prohibir el remate de tierras y resguardarlos para vivienda, educación, salud y espacio público.

Conocé nuestras propuestas
sobre otras temáticas:

MEDIOAMBIENTE

MUJER Y DISIDENCIAS

SALUD

DEUDA

EDUCACIÓN

JUVENTUD

Notas

Si estás de acuerdo

Conocé al
Frente de Izquierda