Deuda externa

El pago de la deuda externa nos deja una vez más en franca bancarrota. Los eufemismos (reperfilamiento, reestructuración, etc) que busca colocar el gobierno no alcanzan para disfrazar un verdadero default.

Cualquier nuevo acuerdo con el capital financiero impondrá peores condiciones y la clase capitalista intentará más que nunca descargar la crisis sobre las espaldas de los trabajadores.

Sólo el FIT-U plantea la inmediata ruptura con el FMI. Investigar y no pagar la totalidad de la deuda, por usuraria y fraudulenta. Necesitamos una reorganización económica y social a partir de los intereses de los trabajadores y no de una clase social totalmente minoritaria como hasta ahora.

¿HAY QUE PAGAR
LA DEUDA EXTERNA?

En la actualidad la deuda externa asciende a más del 100% del PBI, un número escalofriante que sigue subiendo a medida que se devalúa el peso.

El macrismo no actuó solo. Al contrario, contó con una oposición cómplice (acuerdo con los fondos buitres) que garantizó la gobernabilidad. Mientras, la deuda crecía significativamente primero con los acreedores privados y luego con el préstamo record del FMI.
Esta entrega es una política de Estado que ha trascendido todos los gobiernos. Alberto Fernández se comprometió desde el primer día a garantizar el pago de la deuda y pone a su equipo económico en constante contacto con Wall Street.
El no pago de la deuda es distinto de un default. Proponemos una declaración de soberanía y de principios, mientras que default es el intento fallido de un gobierno que quiere y no puede pagar. La continuidad de esta política de saqueo del país en favor del capital financiero es incompatible con el desarrollo nacional.

¿qué es nacionalizar la banca?

En los últimos cuatro años la fuga de capitales fue mayor a la totalidad del préstamo del FMI.

La nacionalización de la banca es una forma de garantizar la permanencia del ahorro interno dentro del país. El Frente de Izquierda Unidad plantea valerse de ese ahorro para desarrollar el país, financiar su industrialización. Tanto este gobierno como el anterior pusieron priorizaron siempre conseguir los dólares para cumplir con el pago la deuda.
La propuesta de Alberto Fernández de recortar a cuentagotas el pago de las Leliq, mientras mantiene el sistema parasitario vigente, es un fraude. Es la pantalla para una corrida cambiaria y una nueva devaluación.
Dentro de la deuda pública ocupa un lugar destacado la del banco central y particularmente las letras que este le emitió a otros bancos, las leliq. Terminar con la hipoteca de las Leliq requiere poner fin a la política de rescate del capital, a cuyo servicio ellas están. En este marco, habrá que proceder a una recapitalización del Banco Central, como parte de un plan integral de transformación del país sobre nuevas bases sociales.

¿QUÉ ES NACIONALIZAR EL COMERCIO EXTERIOR?

La estructura económica de nuestro país cuenta con una alta productividad del sector agrícola que es una fuente de dólares (mayoría de exportaciones).

El kirchnerismo aplicó las famosas retenciones sobre esa ganancia extraordinaria, pero con el objetivo de pagarle a los acreedores. El macrismo, en cambio, financió el pago de la deuda ¡con más deuda! por centenares de millones de dólares que terminaron con el auxilio del FMI. Proponemos en primer lugar el monopolio del comercio exterior por parte del Estado, asociado a una planificación del intercambio del país con el mercado mundial. Así, volcar los recursos propios de una estructura como la de Argentina hacia un desarrollo nacional, terminando con la apropiación de esos recursos por parte de los oligopolios sojeros y cerealeros.

Conocé nuestras propuestas
sobre otras temáticas:

VIVIENDA

MEDIOAMBIENTE

MUJER Y DISIDENCIAS

SALUD

EDUCACIÓN

JUVENTUD

Si estás de acuerdo

Conocé al
Frente de Izquierda