Diversidades sexuales y de género

Argentina es el país más avanzado en legislación LGBT+ de la región, pero la situación social y la realidad concreta que viven las diversidades sexuales y de género se agrava día a día.
Los sucesivos gobiernos no han hecho nada por garantizar sus derechos, golpean con el ajuste y amparan con impunidad a quienes predican la discriminación y la violencia oscurantista como las iglesias.
Para nuestro colectivo se ve especialmente coartado el acceso al trabajo genuino, la salud, la educación y la vivienda desde temprana edad.
El gobierno “gay friendly” de Alberto Fernández creó un Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidades que no tomó una sola medida para atender las necesidades LGBT+ y subjecuta a niveles bajísimos su presupuesto.
Como resultado, sufrimos 1 crimen de odio cada 96 horas, la desocupación masiva, la prostitución como única salida y una expectativa de vida de 35 años para la comunidad travesti trans no binarie.
Anterior
Siguiente

Travajo genuino

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter

Este año conquistamos la Ley Nacional de Cupo Laboral Travesti Trans, un reclamo histórico del colectivo TTNB, cuyo acceso al trabajo registrado alcanza a sólo 1 de cada 10 personas.

Sin embargo, y a pesar de que tenemos ya reglamentadas otras legislaciones en torno a cupos laborales, los gobiernos no lo implementan ni asignan presupuesto para ello.

Hoy el acceso al trabajo estatal se reduce a solo el 0,02% de las plantas.

El Estado dispone de todos sus recursos económicos en subsidiar a los capitalistas y las Iglesias, y al pago de una deuda externa usuraria, mientras nos relega a la miseria total.

Durante la pandemia se inscribieron más de 6 mil personas trans en el plan Potenciar Trabajo, dando cuenta de la profunda crisis que atraviesa nuestro colectivo.

DIFUNDIR

+

Separación de las Iglesias y el Estado

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter

Los lobbys clericales y los lazos entre el Estado y las Iglesias han bloqueado históricamente nuestros derechos e impedido la implementación de leyes conquistadas vitales para el desarrollo de nuestras vidas.

El gobierno de Alberto y Cristina Fernández debió ceder a la presión de la marea verde con el aborto legal, pero al mismo tiempo le garantizó a las iglesias preservar y reforzar sus espacios de poder y prédica oscurantista. La injerencia clerical en la educación impide nuestro acceso a una educación sexual laica, científica y que contemple a las diversidades sexuales y de género, que permita el acceso a la información para jóvenes y futurxs profesionales, permitiendo la difusión de ideas odiantes y discriminadoras. ¡Se cumplen 15 años de sanción de la ley de ESI sin que se cumpla! En el ámbito sanitario, se expresa en el recorte de medicamentos retrovirales contra el HIV y de entrega de hormonas para personas trans y no binaries, mientras los laboratorios privados hacen negociados millonarios alrededor de nuestra salud.

DIFUNDIR

+

Ley de Identidad de Género

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter

Luchamos por el acceso a la salud, los tratamientos y todos los derechos de las diversidades

Desde su conquista en el 2012, el movimiento LGBT+ y particularmente el colectivo travesti trans no binarie, han denunciado la aplicación a cuentagotas que se ha hecho de esta ley. El recorte de las hormonas iniciado en 2018 con el gobierno de Macri y profundizado a la luz de la pandemia y el recorte en los presupuestos de salud de Alberto Fernández, recrudecieron la imposibilidad de acceder a intervenciones quirúrgicas y espacios con profesionales formadxs en estas temáticas., Junto con ello, el bloqueo registral del Ministerio del Interior y el RENAPER a personas por fuera del espectro binario, es decir, personas no binaries, travestis, marikas, lesbianas (entre otras identidades autopercibidas) es una traba más en el acceso a nuestras identidades -derecho reconocido en la letra de la misma Ley. Ningún gobierno desde su implementación ha dado un paso en revertir esta situación.

DIFUNDIR

+

Basta de crímenes de odio!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter

El Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidades anunció programas que no se aplican o no sirven para nada.

El Programa de Fortalecimiento del Acceso a Derechos para Personas Travestis, Transexuales y Transgénero no se aplica. Los operativos Acompañar son pocos, clandestinos y una instancia de revictimización para quienes sufren violencia de género y quieren acceder a un subsidio que lejos está de resolver su situación y abrirles otra perspectiva de vida. No se destina el presupuesto necesario ni se ejecuta el asignado. El 2021 inició con la desaparición de Tehuel de la Torre, un joven trans que no volvió a su hogar luego de dirigirse a un falso trabajo. Este año, además, se han relevado 38 travesticidios y transfemicidios. La pandemia y el aumento de la pobreza han empeorado las condiciones de vida del colectivo LGBT+ y aumentado su exposición a todo tipo de violencias, que tienen como expresión más cruda los crímenes de odio - uno cada 96 horas según los últimos datos arrojados, y un 11% llevados adelante directamente por fuerzas de seguridad.

DIFUNDIR

+

Planteamos

Conocé a las y los candidatos que defienden estas propuestas:

Sumarse / Colaborar

Otros temas:

Prensa Obrera
Loading RSS Feed