Deuda externa

La situación política se caracteriza por la negociación con el Fondo Monetario Internacional frente al cual el gobierno se arrodilla, permitiéndole una auditoría permanente de la economía nacional.
Los condicionamientos del Fondo se traducen en una política ferozmente anti obrera que el gobierno cumple a rajatabla: recorte presupuestario en salud y educación, ajuste salarial y movilidad jubilatoria a la baja, anulación del IFE.
La continuidad de esta política de saqueo del país en favor del capital financiero es incompatible con el desarrollo nacional. El Frente de Izquierda plantea el no pago de la deuda.
Anterior
Siguiente
¿Hay que pagar la deuda?

¿Hay que pagar la deuda?

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter

La deuda externa argentina es, sencillamente, impagable.

Una prueba irrefutable de esto es que cada un periodo de tiempo cada vez más corto el país debe reestructurarla por no poder afrontar sus vencimientos.

Todo el régimen político, tanto el oficialismo como la oposición, apoyan estas nuevas hipotecas al desarrollo del país que significan engrosar los bolsillos de los acreedores y ajustar las ya deterioradas condiciones de vida de las y los
trabajadores.

El gobierno de Alberto Fernández tuvo como su prioridad desde el primer día la renegociación de la deuda, una tarea en la que fracasó porque a pesar de haber llegado a un acuerdo con los bonistas no redundó en ningún beneficio para el país.
La negociación con los bonistas privados ya había sido un adelanto de esto, ya que se cedió a los reclamos de los grandes fondos, sin quitas  significativas y sin que esto significara, ni siquiera, un retroceso del riesgo país.

El manejo de un tema tan delicado por parte del gobierno fue errático incluso en términos capitalistas.

Estos manejos de entrega y colonialismo son una política de Estado, es decir que han trascendido todos los gobiernos.

El no pago de la deuda que plantea el FIT es distinto de un default. Proponemos una declaración de soberanía y de principios, mientras que default es el intento fallido de un gobierno que quiere y no puede pagar. La continuidad de esta política de saqueo del país en favor del capital financiero es incompatible con el desarrollo nacional.

 

¿Qué es nacionalizar la banca?

La nacionalización de la banca es una medida necesaria para terminar con la fuga de capitales que impide el desarrollo de nuestro país.

Como es de público conocimiento, durante el macrismo la fuga de capitales fue mayor a la totalidad del préstamo del FMI.

En los menos de dos años de mandato de Alberto Fernández la fuga continuó incluso con licitaciones de deuda a medida de los grandes fondos que se quieren ir del país. Acá tampoco hay diferencias ideológicas, en los gobiernos kirchneristas anteriores también se fugaron centenares de miles de dólares que hacen que en el extranjero haya más de un PBI en cuentas de argentinos.

El Frente de Izquierda Unidad plantea la nacionalización de la banca terminar con
la fuga de capitales y valerse de ese ahorro nacional para desarrollar el país, financiar su industrialización.

Tanto este gobierno como el anterior pusieron priorizaron siempre conseguir los dólares para cumplir con el pago la deuda.

La propuesta de Alberto Fernández de recortar a cuentagotas el pago de las Leliq y pagar con ese ahorro las jubilaciones se probó como una estafa absoluta.
Mientras el stock de Leliq no paró de aumentar, los jubilados perdieron poder adquisitivo contra la inflación.

Dentro de la deuda pública ocupa un lugar destacado la del banco central y particularmente las letras que este le emitió a otros bancos, las leliq. Terminar con la hipoteca de las Leliq requiere poner fin a la política de rescate del capital, a cuyo servicio se encuentran. En este marco, habrá que proceder a una recapitalización del Banco Central, como parte de un plan integral de transformación del país sobre nuevas bases sociales.

 

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter
La nacionalización de la banca es una medida necesaria para terminar con la fuga de capitales que impide el desarrollo de nuestro país.
¿Qué es nacionalizar el comercio exterior?

¿Qué es nacionalizar el comercio exterior?

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter

La estructura económica de nuestro país cuenta con una alta productividad del sector agrícola que es una fuente de dólares (mayoría de exportaciones).

El kirchnerismo aplicó las famosas retenciones sobre esa ganancia extraordinaria, pero con el objetivo de pagarle a los acreedores. El macrismo, en cambio, financió el pago de la deuda ¡con más deuda! por centenares de millones de dólares que
terminaron con el auxilio del FMI.

Proponemos en primer lugar el monopolio del comercio exterior por parte del Estado, asociado a una planificación del intercambio del país con el mercado mundial. Así, volcar los recursos propios de una estructura como la de Argentina hacia un desarrollo nacional, terminando con la apropiación de esos recursos por parte de los oligopolios sojeros y cerealeros.

 

Conocé a las y los candidatos que defienden estas propuestas:

Otros temas:

Sumarse / Colaborar
  • Un problema de FondoUn problema de Fondo
    El FMI no vota, pero desde el poder político esa afirmación se disimula con mucha eficacia. Si bien el peronismo…
  • El Ministerio de Ambiente es una farsa, ¡fuera Cabandié!El Ministerio de Ambiente es una farsa, ¡fuera Cabandié!
    En las últimas semanas los incendios forestales volvieron a ocupar la tapa de los principales periódicos del mundo. California vivió…
  • ¿La deuda en pesos es inofensiva?¿La deuda en pesos es inofensiva?
    En las últimas semanas tomó relevancia el contrapunto entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos sobre el…
  • Llegaron los DEG del FMI, dólares que se irán por donde vinieronLlegaron los DEG del FMI, dólares que se irán por donde vinieron
    Los dichos de Alberto Fernández y de Martín Guzmán tras recibir los 4.300 millones de dólares por los DEG (Derechos…