Mujer

Sólo el Frente de Izquierda
defiende de manera integral y prioritaria
el programa del movimiento de mujeres

  • #NIUNAMENOS

    Basta de violencia contra las mujeres

    Los femicidios se han incrementado: se calcula que una mujer pierde su vida cada 18 horas. Las mujeres víctimas de violencia deben sufrir a su vez la violencia institucional de parte de un Estado que ampara a los violentos y necesita a las mujeres sumisas para hacer pasar un ajuste contra todo el pueblo trabajador. Ese Estado y sus organismos son incapaces de terminar con la violencia de género.
    * Consejo Autónomo electo por las Mujeres, con presupuesto y capacidad para intervenir frente a todos los atropellos

  • Educación sexual
    laica y científica

    Reclamamos educación sexual, laica y científica en todos los niveles educativos y derecho al aborto legal, libre seguro y gratuito.
    Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir

  • aborto legal,
    seguro y gratuito

    Hace más de 10 años que la ley por el derecho al aborto seguro y gratuito es cajoneada en el Congreso por los bloques de Cambiemos, PJ, el kirchnerismo y el Frente Renovador.
    Durante los últimos diez años alrededor de un millón de mujeres fueron externadas del sistema de salud por complicaciones de prácticas abortivas. La clandestinidad del aborto la sufren las mujeres pobres y trabajadoras, que pagan con sus vidas o son criminalizadas, como Belén en Tucumán.

  • Centros de Asistencia en todas las comunas

    Cumplimiento de la Ley de Ramal

    El gobierno ha tercerizado en ONGs la insuficiente asistencia a mujeres víctimas y vacía de presupuesto el área, o lo subejecuta. En la Ciudad la Dirección de la Mujer sufrió un recorte de diez millones de pesos. La Ley Ramal, de creación de Centros Integrales de atención a la Mujer en todas las comunas, que conquistamos en 2015 con la movilización, sigue sin cumplirse.

  • Basta de ajuste,
    despidos y represión

    Abajo la reforma laboral

    El gobierno está descargando la crisis del país sobre los trabajadores, con despidos masivos, salarios a la baja y una ofensiva para extender la precarización laboral. Las mujeres trabajadoras lo sufrimos por partida doble: somos las más precarizadas, cobramos en promedio un 27% menos que los varones por el mismo trabajo y somos las que cargamos con la responsabilidad de cuidar a la familia; al mismo tiempo, con la política de destruir los convenios colectivos que impulsa el gobierno quieren archivar definitivamente derechos postergados para las trabajadoras en blanco: jardines maternales, licencias especiales por violencia de género, ampliación de licencia por maternidad y paternidad.
    En muchos lugares, los trabajadores han salido a la lucha, a pesar de la tregua de las conducciones sindicales. Las mujeres en particular estamos a la cabeza de la lucha contra los despidos, cómo se vio en AGR, Pepsico o las valientes trolebuseras de Córdoba.
    * Prohibición de despidos y suspensiones. Reparto de las horas de trabajo disponibles con un salario igual al costo de la canasta familiar. Trabajo en blanco y bajo convenio. Igual salario por igual trabajo
    * Jardines maternales y lactarios en los lugares de trabajo
    * Licencia por violencia de género y ampliación de las licencias por maternidad y paternidad

  • Desmantelamiento
    de las redes de trata

    Mujeres, jóvenes y niñas, son desaparecidas a diario para el negocio de la esclavitud sexual. Hasta 2015 hubo 3231 mujeres desaparecidas, muchas de ellas son también víctimas de la venta de drogas. Las redes trata operan en la Ciudad y el país con absoluta impunidad, a la luz del día, connivencia con la policía, la justicia y el poder político.
    Ni el macrismo ni el kirchnerismo han desmantelado una sola red de trata, mientras las pibas siguen desapareciendo y el dinero obtenido a costa de ellas se blanquea legalmente.
    Con la organización hemos logrado la aparición de muchas pibas, como con Nadia Rojas en el Bajo Flores, pero las redes siguen secuestrando chicas y amenazando a las familias, a quienes muchas veces se intenta incluso negar el derecho a una investigación judicial acorde al delito. Para terminar con el entramado de complicidad, planteamos:
    * Trabajo genuino y en blanco y asistencia integral (jurídica y psicológica) para todas las víctimas
    * Elección popular de jueces y fiscales, con mandato revocable * Apertura de los libros de todas las comisarías, para tener control de las denuncias y el accionar policial

  • Separación de la
    iglesia del estado

    El entrelazamiento de la Iglesia con el Estado, en todas sus instituciones y niveles, implica el predominio de criterios oscurantistas sobre las mujeres. En el ámbito de la salud, existen los Comités de Bioética, compuestos por referentes de esta religión para impedir el aborto no punible, imponer la continuidad de los embarazos producto de violaciones en niñas menores de edad y en muchísimos casos restringir el acceso a la anticoncepción.
    Cristina hizo aprobar bajo su presidencia una reforma del Código Civil y Comercial que le dio más poder a la Iglesia e impuso un cerco legal al aborto. Ahora Macri busca ampliar los beneficios impositivos y legales de la Iglesia Católica al resto de los cultos, con la llamada ley de “libertad religiosa”, institucionalizando la objeción de conciencia, eximiciones impositivas, blindaje patrimonial.
    * Basta de privilegios a la Iglesia. Investigación de los curas pedófilos y los crímenes de la Iglesia
    * La religión es asunto de la vida privada de las personas. Fuera la Iglesia del sistema educativo y de salud pública

Videos

Seguinos en las redes

32 Encuentro Nacional de Mujeres en Chaco

Noticias

¡Rumbo a Chaco!