Tucumán

Basta de miseria y pobreza en Tucumán

Fuera los políticos capitalistas que hundieron la provincia

El Frente de Izquierda Unidad ha jugado un rol muy importante en las elecciones nacionales pasadas, fuimos la única fuerza de izquierda que superó las Paso y pudo dar una batalla en las generales. En las próximas elecciones provinciales la izquierda debe ir unida nuevamente y levantar un programa para que la crisis la paguen los que sus responsables; los capitalistas y sus políticos.  

                Los trabajadores los venimos enfrentando en la calle, pero tenemos que superarlos. La batalla electoral tiene que servir para que cada vez más trabajadores rompan con estos políticos capitalistas y se sumen a poner en pie un nuevo movimiento popular con banderas socialistas. Por un salario igual a la canasta familiar, por trabajo genuino, por el no pago de la deuda, por los derechos de las mujeres y disidencias, por terminar con el trabajo en negro en el campo y en la industria, por una salida para los jóvenes que no pueden estudiar y no consiguen trabajo, en definitiva, por un gobierno de los trabajadores. Este es el programa del Frente de Izquierda.

                Para llevar adelante este programa es que proponemos como principales candidatos del Frente de Izquierda Unidad a Martin Correa para gobernador y a Gabriela Gramajo para legisladora.

 

Fuera los políticos capitalistas que hundieron la provincia

El gobierno provincial ha decidido convocar a elecciones provinciales para el día 14 de mayo, esto se hace naturalmente mediante un pacto de camarillas entre Manzur y Jaldo. Los que hasta hace unos meses estaban peleados a muerte, hoy nos les queda otra que amigarse ante el espanto que les provoca la desastrosa gestión del gobierno nacional de la que ellos son cómplices. El adelantamiento de las elecciones tiene que ver en primer lugar con despegarse de las elecciones nacionales, cosa que están haciendo varias provincias, y de la casi segura derrota de los candidatos del Frente de Todos. Por otro lado, el adelantamiento juega en contra de la oposición patronal que no encuentra mecanismos claros para dirimir su interna y el calendario electoral ya comenzó a correr.

Nuestras propuestas

Deuda externa

Desconocimiento de la deuda nacional por fraudulenta; Impuesto extraordinario a las grandes ganancias y fortunas, para financiar todos los gastos de la emergencia social y sanitaria.

Educación

Por una ley de emergencia educativa que establezca: la triplicación del presupuesto, el tope de 25 estudiantes por aula, la jornada completa en todos los establecimientos.

82% móvil para todos los docentes jubilados. Conectividad y dispositivos garantizados por el estado para docentes y estudiantes. Becas de transporte para todos estudiantes de todos los niveles.

Mujer

Por un Consejo Autónomo de Mujeres. Asistencia efectiva para quienes sufran violencia de género. Acceso de todas a los planes “Acompañar”. ESI laica para todos los niveles escolares.

Salarios y jubilaciones

Por salarios de convenio que cubran el costo de la canasta familiar. 82% móvil para las jubilaciones. Ingreso de emergencia para los desocupados. Interzafra para todos los temporarios. Salario mínimo igual a la canasta básica.

Salud

Aumento de emergencia para todos los trabajadores de la salud, pase a planta de todos los contratados.  Triplicación del presupuesto. Centralización del sistema de salud bajo control de sus trabajadores, para gestionar los recursos en función de criterios sanitarios y no empresariales.

Vivienda

Por un plan para construir 100.000 viviendas en la provincia, que de casa a trabajo a los tucumanos. Expropiación de los grandes predios que se encuentran en zonas urbanas para la especulación inmobiliaria, y su urbanización y adjudicación a las familias sin techo.

Manzur y Jaldo saben perfectamente que no pueden enarbolar ningún logro nacional (mucho menos provincial), con una inflación anual del 100%, los salarios y las jubilaciones cada vez más hundidos en la pobreza y hasta en la indigencia, los que gobiernan Tucumán no quieren saber nada con el fracaso de Alberto, Cristina y Massa.

                Los políticos que gobiernan se echan la culpa unos a otros, pero son todos responsables. Peronistas y Radicales aprobaron el pacto con el FMI, que es el que digita el ajuste para pagar la deuda y también aprobaron un presupuesto 2023 que va en la misma dirección, ajustar a los trabajadores para cumplir con los bancos. Están empobreciendo a los laburantes argentinos cotidianamente. Los que prometieron traer de vuelta el asado, solo han traído más pobreza y miseria.

                 El posible regreso de Manzur a Tucumán y a la gobernación es, por un lado, el resultado de un fracaso de su gestión a nivel nacional, y por el otro un intento de cuidar sus intereses en la provincia y los de su camarilla.  Manzur no vuelve triunfante, todo lo contrario, vuelve derrotado e intrascendente con la intención de regimentar el proceso electoral provincial.  Este peronismo en retroceso y fracasado viene por más precarización, más desocupación, más inflación y peores salarios.

                En la oposición patronal de Radicales y Macristas no tiene menos problemas que el oficialismo, su única preocupación está puesta en las elecciones del año que viene, mientras Massa continua con el ajuste ordenado por el FMI, ellos solo piensan en elecciones.  Sánchez y Alfaro se pelean por ser el candidato a gobernador de la oposición patronal, pero no presentan ningún programa alternativo de salida a los trabajadores, su alianza con la Sociedad Rural de Tucumán vaticina para que intereses van a gobernar, los de las patronales del campo.

                De este río revuelto saca provecho la derecha fascistizante de Milei y su nuevo socio Bussi, que atacan a la llamada “casta política” mientras salvan la responsabilidad de la “casta empresarial” que vive de superexplotar a los laburantes.  Ricardo Bussi tiene cargos políticos en la provincia desde hace mas de 20 años, el y su familia viven a la sombra del peronismo desde hace décadas, el crecimiento de Milei en las encuestas es un síntoma inequívoco de la crisis del régimen político y del fracaso de los que gobernaron durante los últimos 40 años.

                Es claro que la próxima campaña electoral se desarrollará en el marco de una profunda crisis en la provincia en cuanto a todos los indicadores sociales: aumento de la miseria, de la pobreza, de la desocupación, transporte público de pasajeros entre los más caros del país y una salud y educación en retroceso.  Los salarios, tanto de los estatales como de los privados, han crecido menos que la inflación y se deterioran con el paso del tiempo. Necesitamos un programa de salida a la crisis que hundió a los tucumanos.  De los últimos 40 años de gobiernos el PJ estuvo al mando 36, los cuatro restantes corresponden al bussismo. La responsabilidad de la miseria reinante es de los que nos gobernaron durante los últimos 40 años. Fuera los políticos capitalistas que hundieron la provincia. 

Nuestros voceros

Gabriela
Gramajo
+

Dirigente del Polo Obrero

Martín
Correa
+

Dirigente Partido Obrero - Frente de Izquierda. Licenciado en economía, ex Convencional Constituyente

Loading RSS Feed

Sumate