Salta

Al ajuste y al FMI
lo derrotamos
con los trabajadores
y la izquierda

Una polarización engañosa,
contra el pueblo trabajador.


Al ajuste y al FMI lo derrotamos con los trabajadores y la izquierda







Las elecciones se desarrollan en medio de una crisis excepcional que marca un nuevo fracaso de los gobiernos capitalistas y sus partidos. El país carga una deuda impagable y está sometido a los dictados del Fondo Monetario Internacional que siembran miseria, inflación y desocupación.. Salvo los del Frente de izquierda, los demás son candidatos del FMI.

Una polarización engañosa, contra el pueblo trabajador. Los capitalistas tienen el apoyo de las patronales y sus cámaras empresarias para ir a fondo con sus planes de ajuste. Pero necesitan que la clase obrera apoye un gobierno que haga estas tareas, por eso ahora se lanzan a ganar tu voto. Al contrario, el desafío de los trabajadores, es que los votos sean un masivo pronunciamiento de la clase obrera para derrotarlos. Ese es el significado del voto al Frente de Izquierda Unidad que integramos desde el Partido Obrero.

Los tres bloques que se presentan, quieren hacernos pagar la deuda fraudulenta con un fenomenal ataque al pueblo. Esto explica la incorporación de Pichetto (PJ) a la fórmula de Macri, porque fue una pieza clave en el senado para que se aprueben todas las leyes del ajuste macrista. Su candidato a Senador es Romero, quien en sus doce años como gobernador impuso privatizaciones, despidos masivos y la entrega del petróleo,todo acompañado de represión sistemática a los trabajadores. Como Diputado, va el radical Miguel Nanni, que pretende la reelección para seguir siendo un “levantamanos” a favor de todos los ataques al pueblo como la reforma previsional. La supuesta autonomía de la UCR es simplemente mentira.

El kirchnerismo incorporó a Alberto Fernández y a Sergio Massa el cómplice de Macri en diputados. Fernández, fue el que en época de Menem organizó el negocio de la jubilación privada a favor de los bancos. Es un candidato ideal para los especuladores financieros.

En Salta, el “Oso” Leavy, candidato a Senador por la fórmula Fernandez-Fernandez, como intendente de Tartagal ha llevado al extremo la precarización del trabajo en el municipio y hasta hace muy poco fue parte del frente de Urtubey. El papel de Leavy es el de reciclar en su lista al partido del gobierno, o sea al PJ, por eso sus candidatos a diputados son Lucas Godoy, vocero de Urtubey en la legislatura, y Jorge Guaymás representante de la burocracia sindical de Moyano.

El desafío de los trabajadores es superar este régimen oligárquico que gobernó los últimos 24 años con Romero y Urtubey no “maquillarlo o reciclarlo”.

El “contrato social” que reivindica CFK es un planteo para atar de pies y manos a los trabajadores y que no enfrentemos el ajuste y las reformas que pretende el FMI. En la misma línea, la convocatoria a “unir los pañuelos celestes y verdes” es para cajonear indefinidamente el aborto legal y la lucha por este derecho, como pide el Vaticano.

Urtubey, terminó “devaluado” como vice de Lavagna, que cuando fue ministro de Néstor Kirchner rescató a los usureros de la deuda que estaba en default. Arrancó como el preferido de los capitalistas, pero se despintó porque no sumaba votos. Pusieron a Lara Gross como Senador, un defensor de la empresa yanqui dueña del ingenio El Tabacal y de la represión a sus obreros. Pablo Kosiner va en Diputados, un premio a su rol en el Congreso encabezando a los que aprobaron la nefasta reforma jubilatoria y todas las leyes del ajuste. Urtubey llega a su fin de ciclo luego de 12 años de gobierno, dejando a Salta con los peores índices sociales (desocupación, trabajo precario, pobreza, falta de viviendas) del país e incluso del NOA. Se va con una provincia en crisis por el brutal endeudamiento, que compromete el futuro de los trabajadores. Por su parte Saénz, actual intendente de Salta, vice de Massa y ex funcionario los últimos 20 años, ha puesto huevos en varias canastas. La mayoría de sus aliados en la provincia apoyan a Macri-Pichetto- Romero pero también “coquetea” con Lavagna- Urtubey.

La lucha docente de principios de año, que derrotó al gobierno, la de los compañeros de Salud y los Viales contra el trabajo en negro, pusieron sobre la mesa el abismo que existe entre los trabajadores y todas las variantes de este régimen y su ajuste capitalista. Es el anticipo de grandes batallas que habrá que dar en las calles para derrotarlos y abrir paso a una reorganización social a partir de los intereses de los trabajadores. El voto debe servir para prepararnos mejor para esta perspectiva.

La izquierda se unió y sumo fuerzas también en Salta, para impulsar una acción histórica de los trabajadores, las mujeres y la juventud en esta crisis. Hay que poner fin al régimen del FMI y del pago de una deuda ilegitima y usuraria,, hagamos que la crisis la paguen los capitalistas. Nacionalicemos gas, petróleo y minerales bajo control de los trabajadores.

En Salta sumamos el desafío de recuperar una banca que represente los intereses de los que viven de su trabajo, como lo ha sido la banca de Pablo López en el Congreso, autor de la ley de indemnización a los ex YPF entre otras importantes iniciativas obreras. En estas elecciones, vamos con el Frente de Izquierda -Unidad.

Pablo Lopez Diputado Nacional Violeta Gil Senadora Nacional Nicolas del Caño Presidente Romina Del Pla Vice-presidente Partido Obrero Frente de izquierda Unidad

Sumate