Mendoza

Que la crisis
la paguen
los capitalistas

Nuestras candidatas y candidatos

Editorial

Al ajuste y al FMI, le hacemos frente con la unidad de los trabajadores y la izquierda

Las elecciones presidenciales de 2019 tendrán lugar en el marco de una crisis excepcional. Nuestro país carga con el peso de una impagable deuda externa y de un sometimiento colonial a los dictados del Fondo Monetario Internacional. Fruto de una inflación galopante combinada con una profunda recesión, se pulverizan los salarios, se acrecienta la pobreza y crece la desocupación.

Una polarización contra el pueblo trabajador

Los capitalistas han tomado nota de la necesidad de que el futuro gobierno tenga una mayor base de sustentación política, para poder ir a fondo con sus planes contra el pueblo trabajador. Por eso el macrismo integró a Pichetto a la fórmula presidencial. Busca, de esa manera, mantener el apoyo que los gobernadores y la burocracia sindical le han brindado a lo largo de todos estos años. En la otra vereda, la proclamación de la candidatura presidencial de Alberto Fernández y la incorporación de Massa a la alianza colocó al kirchnerismo en línea con los requerimientos de los grupos económicos y el capital financiero. Es que Alberto Fernández, por su pasado como superintendente de las AFJP, como integrante de la lista de Cavallo; representa una “garantía de confianza” para los especuladores y el FMI. Y así lo ratificó en la reunión que mantuvo con la comitiva del Fondo. Massa, por su parte, fue quien apoyó las leyes macristas en la cámara de diputados y quien acompañó al presidente a Davos para tejer acuerdos con la banca acreedora. La fórmula Fernández-Fernández ha dado garantías de repago de la deuda externa ilegítima y de que mantendrán a la Argentina bajo la tutela del FMI. Asimismo, el “contrato social” que reivindica CFK es un instrumento para atar a los sindicatos al ajuste y a las reformas laboral y previsional. Y su convocatoria a “unir los pañuelos celestes con los verdes” es un llamado a postergar indefinidamente la lucha por el derecho al aborto legal, siguiendo los dictados del Clero. Sea quien sea el próximo inquilino en la Casa Rosada, los titulares de la misma seguirán siendo los capitalistas.

Vamos con la unidad de la izquierda y los trabajadores

El desafío en estas elecciones es reforzar una alternativa que enfrente los planes fondomonetaristas del oficialismo y la ‘oposición’, que ya están en marcha y que se profundizarán luego de octubre. Por eso, la izquierda se unió y sumó fuerzas, para impulsar y promover una acción histórica de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Para poner fin al régimen del FMI y del pago de una deuda ilegítima y usuraria. Para reorganizar el país partiendo de la defensa de los salarios, el trabajo, las jubilaciones y las grandes reivindicaciones populares. En estas elecciones, vamos con el Frente de Izquierda-Unidad.

Fuera el régimen del FMI

Toda la deuda contraída con el Fondo (U$S 57 mil millones) sólo ha servido para financiar la fuga de capitales (U$S 70 mil millones bajo el gobierno Macri). Pero el FMI reclama más ajuste. El conjunto de la deuda externa es impagable y lleva a la Aregntina a un nuevo default. Es necesario romper con el FMI, cesar con el pago de la deuda ilegítima, y nacionalizar la banca y el comercio exterior bajo el control de los trabajadores. Así, se podrá destinar el ahorro nacional a un plan de reindustrialización del país.

No a la reforma laboral y jubilatoria

El FMI reclama una reforma laboral y una reforma previsional, que hunda aún más a trabajadores y jubilados en la miseria. En oposición a esos planes, planteamos: salario mínimo igual al costo de la canasta familiar (hoy en $45 mil) indexado por inflación. Prohibición de despidos y suspensiones. Reparto de la horas de trabajo, entre ocupados y desocupados, sin reducir los salarios. Estatización sin pago y puesta en producción de toda fábrica que cierre o despida, bajo control de sus trabajadores.

Anulación de los tarifazos

Las empresas de servicios amasan fortunas y brindas malos servicios, como lo evidenció el apagón que afectó a 40 millones de argentinos. Anulación de los tarifazos. Apertura de los libros contables de las empresas energéticas y del transporte para poner en evidencia los negociados contra el pueblo. Nacionalización integral sin resarcimiento de las empresas de energía y de transporte, bajo control de sus propios trabajadores, para recuperarlos como una palanca de desarrollo nacional en favor de las necesidades de la mayoría trabajadora.

Por el aborto legal y la educación sexual. Separación de la Iglesia del Estado

Anticonceptivos para no abortar. Educación sexual integral para decidir. Aborto legal, seguro y gratuito para no morir. Por la separación de la Iglesia del Estado. Por la confiscación de todos los bienes y el fin de los beneficios económicos otorgados a las Iglesias. Contra la violencia hacia la mujer, planteamos la asistencia en materia de vivienda y trabajo y la asistencia médica y psicológica. Por un Consejo autónomo de mujeres, con recursos del Estado e independiente de él, electo y revocable por las propias mujeres.

Por el derecho a la tierra y la vivienda

Asignación del suelo urbano ocioso a la vivienda popular. Por un plan masivo de construcción de viviendas y urbanización de los barrios populares bajo control de los vecinos, financiado con un impuesto extraordinario a los especuladores financieros, a los bancos y grandes capitalistas. Planteamos la anulación del sistema de créditos UVA y la defensa del derecho a la vivienda de los trabajadores, en contraposición al beneficio de los bancos. 

En defensa de la educación y la salud públicas

Triplicación del presupuesto educativo en todos sus niveles, bajo control de docentes y estudiantes. Eliminación de los subsidios a la educación privada. Abajo el ajuste en ciencia y tecnología. Por una cobertura de salud gratuita e integral a cargo del Estado y la triplicación del presupuesto. Rechazamos la CUS, que recorta el acceso al hospital público. Pago integral de la deuda del estado con las obras sociales sindicales y la expulsión de la burocracia sindical del directorio de las mismas, para que sean dirigidas por los trabajadores.

En defensa del medio ambiente

Por el derecho de las comunidades a vetar emprendimientos contaminantes. Prohibición de la fumigación con agrotóxicos en zonas rurales pobladas. Saneamiento de ríos y suelos contaminados, bajo supervisión de organizaciones ambientales, vecinos y trabajadores. Cese inmediato de los desmontes y recuperación de las áreas devastadas financiado por las empresas responsables. Impulso a las energías renovables y limpias. Evaluación por parte de trabajadores, vecinos y  organizaciones ambientales del impacto ambiental de emprendimientos económicos.

Abajo la represión, la criminalización de la protesta y el gatillo fácil

Abajo la “doctrina Chocobar” y el gatillo fácil. No a la reconciliación con los milicos genocidas de la dictadura. Basta de xenofobia contra los inmigrantes que impulsa el macrismo y la ‘oposición’. No a la cooperación internacional con el imperialismo en materia de seguridad, a la injerencia de los servicios extranjeros en la vida nacional y a la autonomía de las Fuerzas Armadas. Desmantelamiento de los aparatos represivos. Llamamos a la juventud a organizarse para combatir el gatillo fácil y el abuso policial.

Nuestras

propuestas

  • Trabajo

    Prohibición de despidos por 3 años. Reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario. No a la reforma laboral y la precarización. Defensa de los convenios colectivos. Comisiones obreras de higiene y seguridad, la vida del obrero primero. Jornada de 8 horas.

  • Salarios y jubilaciones

    Eliminación de todos los impuestos al consumo. Salario mínimo igual a la canasta familiar. 82% móvil a los jubilados. ANSES dirigido por los trabajadores.

  • Mujer

    Educación Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir. Ampliación del presupuesto para víctimas de violencia de género.

  • Obra pública

    Prioritariamente dirigida a la urbanización y construcción de vivienda. Sin intermediarios, bajo control de trabajadores y vecinos, por ejecución directa.

  • Actividad agricola

    Creación de un mercado único de frutas y hortalizas, que establezca los precios y plazos de pago para la compra y venta. Dirigido por un Concejo con representantes electos por voto directo, entre obreros y productores.

  • Educación

    Nacionalización del sistema educativo y orientado a la instrucción general de la población, no a las necesidades del mercado. Anulación del “ítem Aula”. Urgente refacción y construcción de edificios.

  • Salud

    Nacionalización del sistema de salud, anulación de las tercerizaciones. PAMI y OSEP dirigidas por los trabajadores. Nombramiento de personal profesional y auxiliar hasta satisfacer la demanda. Refaccionamiento y ampliación real de hospitales y centros de salud.

  • Economia e industria

    Nacionalización del sistema financiero y el comercio exterior. Esos recursos son la base para poner a producir todas las fábricas que cierran, bajo control obrero. Nacionalización de las reservas hidrocarburíferas y bienes comunes, es la base para un desarrollo nacional y la industrialización. Plena vigencia de la 7722.

Videos

Prensa

Sumate