Repudia a la instalación de muñecos ahorcados simbolizando a dirigentes políticos, sociales, sindicales y de DDHH, realizada en el marco del denominado “tractorazo” a Plaza de Mayo

  • Derechos Humanos
Presentado por:  
  • Legislatura CABA
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Expediente 1179-D-2022

PROYECTO DE DECLARACIÓN

Art. 1°-  La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires repudia la instalación de muñecos ahorcados simbolizando a dirigentes políticos, sociales, sindicales y de DDHH, realizada en el marco del denominado "tractorazo" a Plaza de Mayo.

FUNDAMENTOS

La movilización patronal realizada a Plaza de Mayo, permitió evidenciar el contenido reaccionario y fascistizante de quienes la organizaron, promovieron y apoyaron. La instalación de muñecos ahorcados con la cara de dirigentes políticos -que incluyó a dirigentes del FITU como Néstor Pitrola y Nicolás del Caño, de DDHH como Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini, sindicalistas como Hugo Moyano, gobernadores y funcionarios como Alicia Kirchner, Mayra Mendoza, Santiago Cafiero, Máximo Kirchner y Victoria Donda, dirigentes de organizaciones sociales como Juan Grabois de la Utep, entre otros- es la conclusión lógica del envalentonamiento derechista que distintos sectores políticos realizan contra quiénes luchan.

Tanto el PRO -en su versión "paloma", como en su versión "halcón"- como los denominados libertarios, apoyaron y se movilizaron junto a las patronales agrarias. Son ellos mismos quienes promueven un línea de ataques fascistizantes cuando los que se movilizan son sectores trabajadores: Larreta acusó a las piqueteras de usar de escudos humanos a sus hijos y que deberían sacarle el plan social a quién se movilice, mientras que el grupo de Milei promueve la conformación de un grupo de choque contra quién se movilicen por reclamos populares. Estos ataques, sin embargo, se transforma en su extremo contrario cuando son los capitalistas quienes se movilizan, cortan rutas, o hasta ingresan tractores a la Plaza de Mayo. No podemos dejar de mencionar que, a pesar de que en esta oportunidad también fueron víctimas del ataque, funcionarios del Gobierno Nacional han tenido declaraciones del mismo tenor, como las que realizaron Juan Zabaleta o Sergio Berni.

Esos discursos de odio contra la población trabajadora, que impulsan a la represión y criminalización de la protesta social, cuando no a grupos de choque de corte fascistoide, se traducen en un envalentonamiento por parte de sus seguidores, que ya ha tenido otros episodios en la historia y que se van traduciendo en ataques "simbólicos" -como los expuestos en el "tractorazo"- para ir pasando hacia ataques físicos -como ya se pueden ver en atentados contra locales de organizaciones populares, o como fue hacia la estación de Subte Rodolfo Walsh.

Por estos motivos, solicitamos la aprobación del presente proyecto.