Repudia a la vandalización del ex Centro Clandestino de Detención Virrey Ceballos

  • Derechos Humanos
Presentado por:  
  • Legislatura CABA
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Expediente 797-D-2022

PROYECTO DE DECLARACIÓN

Art 1° - La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires repudia la vandalización del ex Centro Clandestino de Detención Virrey Ceballos.

FUNDAMENTOS

En la mañana del 21 de Marzo, en el ex Centro Clandestino de Detención Virrey Ceballos se encontraron pintadas sobre la fachada del sitio, en donde funciona un espacio de memoria y la redacción del medio "Grito del Sur".

A pocos días de un nuevo aniversario del golpe genocida debemos llamar la atención del crecimiento de expresiones de odio contra la militancia popular: desde la creación de fuerzas de choque fascistizantes contra los piqueteros por parte de los autodenominados "libertarios", como el operativo de criminalización de la protesta contra la movilización contra el FMI en el Congreso, impulsado por el Gobierno Nacional. Las distintas tentativas de "reconciliación" con la Fuerzas Armadas son el caldo de cultivo para que elementos fascistas sientan que pueden actuar con impunidad.

Fueron los "Vecinos de San Cristóbal contra la Impunidad" quienes lograron que se revelara que ahi habia un CCD.  Esther Pastorino fue la impulsora para que la Legislatura se pronunciara por este sitio

Este año, la convocatoria a Plaza de Mayo en un nuevo aniversario del golpe toma un sentido particular: el gobierno peronista está cerrando un acuerdo con el FMI que implican la bancarrota nacional y la continuidad de los planes de ajuste que se encargó de diseñar e impulsar en la década del ’70 y dio lugar a la más sangrienta dictadura.

La dictadura cívico-militar-eclesiástica argentina secuestró, torturó, asesinó y desapareció a 30 mil personas, para aniquilar físicamente un proceso ascendente de luchas obreras, que se abriera con el Cordobazo en 1969. Los crímenes del terrorismo de Estado comenzaron antes del golpe de 1976. El gobierno peronista de Isabel Perón ya había puesto en marcha, por un lado, el funcionamiento de la Triple A de López Rega, como así también el Operativo Independencia, con la excusa de combatir la guerrilla en Tucumán.

La dictadura se impuso para implantar un régimen que endeudó y empobreció al país, tanto de la mano del FMI como de otros usureros internacionales. Durante la dictadura, la deuda externa argentina pasó de 7.000 a 45.000 millones de dólares. Con la derrota de Malvinas, unos días previos a la caída de la dictadura, se estatizó la deuda del sector privado, agravando aún más el peso de la deuda.