Vacunación de trabajadores del Subte como personal estratégico

  • Movimiento Obrero
Presentado por:  
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Expediente 1525-D-2021

PROYECTO DE  LEY

Artículo 1°- A partir de la sanción de esta ley se establece la incorporación de todo el personal de Subterráneos de Buenos Aires S. E. (SBASE), al plan estratégico de vacunación en carácter de personal estratégico.

Artículo 2° -  Se establece la conformación de un calendario tentativo de vacunación para el personal de Subterráneos de Buenos Aires S. E. (SBASE), teniendo en consideración las prioridades establecidas en el Plan Estratégico de Vacunación.

Artículo 3° -  Queda expresamente prohibido obligar a trabajadores abarcado en grupos de riesgo y mayores de 60 años, con dos dosis de vacunación, a reintegrarse a sus lugares de trabajo.

FUNDAMENTOS

La pandemia de Sars-Cov-2 que se vive en nuestro país, tiene un impacto agravado en aquellos trabajadores que, debido a las tareas que cumplen, tienen una exposición mayor al virus. En el caso de los trabajadores del Subte, éstos han trabajado sin interrupción desde el comienzo de la pandemia, en la multiplicidad de tareas que realizan: tráfico, mantenimiento del material rodante, atención en boleterías, limpieza, mantenimiento de instalaciones fijas, entre otras.

Sumado a este hecho, el subte, por sus condiciones de espacio interior y al no circular por la superficie, y tener déficits en cuanto a la ventilación requerida para evitar la propagación del virus, ha sido catalogado por el Ministro de Salud, Fernán Quirós, como un espacio “supercontagiador”. 

A su vez, el hacinamiento en estaciones y en las formaciones que provoca la apertura irrestricta de la circulación en el Área Metropolitana de Buenos Aires, empujando a millones de trabajadores a circular por la Ciudad de Buenos Aires, que en gran medida se ven obligados a utilizar el Subte para transportarse, aumenta exponencialmente las posibilidades de contagio, tanto para usuarios como para trabajadores.

Esta situación, en el contexto general de la pandemia, ha provocado que hasta fines de mayo se hayan contagiado … y hayan muerto… trabajadores del Subte producto del coronavirus.

Han sido los propios trabajadores del Subte quienes han hecho los máximos esfuerzos para generar las herramientas de prevención. Han establecido protocolos de bioseguridad anti Covid basado análisis y estudios de los espacios de interior, del sistema de aire mal ventilado, el establecimiento de turnos cortos de tres vueltas seguidas, sin intervalo, trabajo en burbujas, comedor y espacios comunes clausurados y otras medidas como detección de casos, aislamientos, desinfección, etc.

Cuando la patronal (el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires) ha querido interrumpir estas prevenciones en línea con la política aperturista del Gobierno Nacional y del de la Ciudad de Buenos Aires, los trabajadores respondieron con medidas de fuerza, incluyendo paros y retención de tareas, que motivó a esta misma patronal sancionar y desaforar a los delegados, en una clara actitud anti sindical y contra el derecho constitucional al paro. A pesar de ello, la patronal se ha visto obligada a realizar refacciones necesarias, impulsadas por los trabajadores, para mejorar las condiciones necesarias.

En las últimas semanas, trabajadores portuarios, camioneros, colectiveros, entre otros, han salido a la lucha para reclamar su incorporación a los planes de vacunación, por motivos similares a los expuestos aquí. En una nota conjunta de los ministerios nacionales de Salud, Transporte, Trabajo y Agricultura confirmó que “una vez cumplidas las instancias de vacunación de la población objetivo determinada en la Resolución Ministerial 2883/20 (personas de mayor edad, de riesgo sanitario, personal de la salud, fuerzas de seguridad y militares, trabajadores de la educación y funcionarios, entre otros) se podrán incorporar otras poblaciones de acuerdo a la disponibilidad de dosis, la situación epidemiológica, las condiciones de riesgo/exposición y la evidencia científica”.

Por todos estos motivos es que solicitamos a la Legislatura de Buenos Aires la aprobación de este proyecto.