Rechazo al decreto Nº 179/2021 que modifica la reglamentación de artículos sustanciales del Estatuto del Docente y ataca derechos conquistados

23/06/2021

Expediente 1649-D-2021

Adhesión

Proyecto de declaración

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires rechaza el decreto Nº 179/2021 de fecha 22 de mayo de 2021 del gobierno de Larreta y la Ministra de Educación Soledad Acuña que modifica la reglamentación de artículos sustanciales del Estatuto del Docente y ataca derechos conquistados por las y los trabajadores de la educación de la Ciudad.

Fundamentación

Sr Presidente:

El Estatuto del Docente es el resultado de los intercambios que los trabajadores de base de la educación gestaron por su propia lucha. Estatuto del Docente Ordenanza Nº 40.593 y normas modificatorias y reglamentarias. Reglamento Escolar Resolución MEGCBA Nº 4776/06. Ley de Relaciones Laborales Ley Nº 471, que abarca trabajadores auxiliares, maestranza, caseros, auxiliares de portería, etc.

Nuevamente el gobierno de Larreta y la Ministra de Educación Soledad Acuña buscan avanzar de manera totalmente antidemocrática sobre los derechos de las y los trabajadores de la educación. Las y los docentes agrupados en el sindicato combativo Ademys rechazamos este arbitrario intento de atacar una vez más nuestros derechos. Ya lo hemos dicho: el Estatuto del Docente no se toca.

A lo largo de múltiples luchas por parte de las y los trabajadores de la educación se ha logrado un Estatuto del Docente que reglamenta tanto las prácticas pedagógicas como laborales, entendiendonos a la vez, como sujetos comprometidos con la educación pública.

El Estatuto del Docente es una herramienta que guía, brinda amparo jurídico-legal y expone las normas a través de las cuales se debe cumplir con nuestras obligaciones. Fue a través de la intervención político-sindical que se ha logrado obtener este Estatuto del Docente. Por lo tanto es así que funciona como la matriz para sostener la carrera docente y representa nuestros derechos para los concursos transparentes, la conformación de los listados, la regulación de la calificación y la composición de puntajes y las formas de ascensos, el derecho a la permuta, etc.

La movilización colectiva en busca de mejores condiciones para todos une de tal modo que permite reconocernos en nuestra tradición de lucha ante los atropellos y la injusticia creciente y ante los ataque de los gobiernos hacia la educación pública y los derechos de las y los trabajadores.

Avasallar, violentar, intentar desmantelar el Estatuto del Docente es una maniobra más por parte del gobierno de Larreta y la Minsitra Acuña que no tendrá otra consecuencia que lograr unir a los docentes en defensa de sus derechos.  

Lejos de fomentar la ampliación de recursos  y presupuesto para afrontar la situación tan excepcional que viven los trabajadores de la docencia en la actualidad, recibimos en plena ola de contagios y muertes por Covid 19, a través del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires un reiterado y violento ataque al cuerpo entero de la docencia arremetiendo contra el Estatuto del Docente. Una vez más, lo hace de forma arbitraria, inconsulta y a nuestras espaldas, provocando un extendido malestar en las comunidades educativas.

Este avasallamiento se centra en modificar la reglamentación de un total de ocho (8) artículos sustanciales del Estatuto del Docente, donde de manera evidente se ven comprometidos los concursos de ascenso, el puntaje y el acceso a los cargos. No nos sorprende este tipo de accionar originado por una fuerza política que por un lado invita de manera abstracta al diálogo y por otra parte no convoca a los sindicatos -ni a la docencia en general- de manera concreta para exponer cuáles, cómo y por qué realiza las modificaciones a las reglamentaciones de los artículos al Estatuto del Docente.

Detrás de un lenguaje que hace uso y abuso de referencias al avance en la calidad educativa, en promover y jerarquizar la formación docente o incentivar la permanencia de los docentes en las instituciones se esconde la insistente obsesión de manipular el Estatuto en detrimento de los derechos de las y los trabajadores de la educación; teniendo como objetivo primordial precarizar nuestras condiciones laborales.

El único y legítimo espacio para iniciar una eventual discusión sobre una modificación de alguna reglamentación del Estatuto del Docente debe ser en cada una de las escuelas de esta ciudad. Nadie mejor que las propias maestras y maestros para defender sus derechos, reconocer sus intereses y preocupaciones, organizarse para la lucha y manifestarse contra las arremetidas del gobierno de Larreta y Acuña.

Cabe destacar un punto sustancial que esta reforma deja establecida: la virtualidad de los actos públicos. Mecanismo de acceso a los cargos que se viene denunciando por sus irregularidades desde su implementación en esta pandemia. Ya que profundiza la centralización desde el Estado en la asignación de cargos, sin ningún tipo de control por parte de la docencia, cediendo todo el control y organización a la CoREAP y quitándole cada vez más tareas a los supervisores adjuntos.

El pasado 22 de mayo los docentes incluidos dentro del Estatuto fuimos sometidos una vez más al atropello del Jefe de Gobierno Rodríguez Larreta, Horacio y su Ministra de Educación Acuña, María Soledad imponiendo el decreto Nº 179/21 donde de manera inconsulta y en perjuicio de la carrera docente se modifican las reglamentaciones de los artículos Nº 8, 13, 17, 23, 26, 28, 30 y 66.

Denunciamos enfáticamente el proceder del Jefe de Gobierno Rodríguez Larreta, Horacio y su Ministra de Educación María Soledad Acuña, que de manera reiterada vulneran derechos de las y los trabajadores de la educación de esta Ciudad. Resulta inadmisible que bajo hipócritas argumentos de un supuesto progreso, o mejora en la organización de los listados, la inscripción a la carrera docente, la acumulación de puntaje, el orden de mérito, las permutas, la clasificación, el ascenso y otros ítems que son fundamentales para el desempeño y ejercicio de la carrera docente se vaya horadando al Estatuto del Docente.

Desde la banca del FIT-U nos pronunciamos contra el decreto Nº179/21 y ponemos nuestro esfuerzo al servicio de los trabajadores de la educación y en defensa de la educación pública.

Por todo lo expuesto solicitamos la aprobación del siguiente proyecto de declaración.