Rechazo a las amenazas de sanciones a los trabajadores del Hospital «Prof. Dr. Juan P. Garrahan» y satisfacción de las demandas

06/07/2021

Expediente 1739-D-2021

PROYECTO DE DECLARACIÓN

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires manifiesta su rechazo a las amenazasde sanciones a los trabajadores del Hospital «Prof. Dr. Juan P. Garrahan» y exige la  satisfacción de las demandas realizadas en lo que refiere a sus condiciones salariales y laborales, e insta a su Consejo de Administración a resolverlas de forma urgente.

FUNDAMENTACIÓN

Señor Presidente:

Los trabajadores del Hospital Garrahan están en un plan de lucha en reclamo de sus condiciones salariales y de trabajo. Reclaman un aumento del 50% en una sola cuota, que el salario inicial sea igual a la canasta familiar (hoy $100.000), la suma de $22.000 para todxs y el establecimiento de un régimen de insalubridad.

Es a esta altura sorprendente, que en el marco de una pandemia, los trabajadores del principal hospital pediátrico del país se vean obligados interrumpir sus tareas habituales para reclamar derechos básicos. Funcionarios del Gobierno nacional y de la Ciudad se llenan la boca destacando el esfuerzo de los trabajadores de la salud como primera línea contra el coronavirus, pero a su vez descargan el ajuste sobre sus espaldas.

Es para hacer notar que en el Garrahan no existe la «grieta»: el Consejo de Administración es ocupado tanto por funcionarios del Gobierno de la Nación como también del Gobierno de la Ciudad. De igual manera, el presupuesto asignado también es compartido. A ellos se suma que la burocracia de los sindicatos UPCN y SUTECBA, aceptan sin chistar los aumentos a la baja que el Consejo ofrece. En un año en el que tendremos un 50% de inflación, les quieren asignar un «aumento» de por lo menos 15 puntos por debajo de esa línea, estableciendo en muchos casos salarios iniciales por debajo de la línea de pobreza.

Ante estos atropellos, los trabajadores del Garrahan han establecido un plan de lucha que incluye paros progresivos, toma de decisiones en asamblea, movilizaciones y cortes de calle. La patronal pretende amedrentarlos con sanciones que los trabajadores en su conjunto rechazan. También vienen contando con muestras de solidaridad de otros colectivos de trabajadores.

Queda demostrado que las prioridades de los gobiernos no son reforzar las necesidades populares, como es en este caso la salud pública, sino la de orientar su política y sus recursos económicos hacia el pago de la deuda externa. Es necesario dar un curso completamente distinto a esta orientación para enfrentar la pandemia y todas las necesidades que recorren a la clase trabajadora.

Por todos estos motivos solicitamos se apruebe este proyecto.