Pase a la Carrera Profesional de Salud para todo el personal de enfermería

10/06/2021

Proyecto de Ley

Artículo 1.- Se establece el pase directo a la Carrera Profesional de Salud (ley 6035) de todo el personal de enfermería, instrumentación quirúgica y bioimágenes de todos los efectores de salud de la Ciudad encuadrados en el Escalafón General.

Art. 2.- A partir de la sanción de esta ley, todo el personal detallado en el artículo 1 gozará de todos los derechos y obligaciones establecidos en la Carrera Profesional de Salud en todos sus efectos: jornada laboral de 30 horas semanales (6 horas diarias) con 6 horas para capacitación, escala salarial, régimen de licencias, posibilidades de ascenso y el reconocimiento de la antigüedad obtenida en el Escalafón General.

Art. 3.- Para el personal detallado en el artículo 1 que reviste como franquero se establecen 3 turnos de 8 horas diarias para cubrir los fines de semana y feriados.

Art. 4.- El personal de enfermería que no cuente con título de licenciado obtendrá el mismo en un curso especial dictado en horario y lugar de trabajo. Su contenido, organización y dictado será establecido por una comisión conformada por representantes del Ministerio de Salud de la Caba, de las organizaciones gremiales de las enfermeras y enfermeros que hayan defendido el pase a la Carrera Profesional, delegados de enfermeras y enfermeros electos en asamblea por hospital, especialistas y docentes y autoridades de la Carrera de Enfermería de la Facultad de Medicina de la UBA. La duración del curso no podrá exceder los 2 años y deberá tener en cuenta la formación académica previa de cada enfermero y la acumulada en su experiencia laboral.

Art. 5.- Se crea la Comisión de Relevamiento de necesidades de enfermería, integrada por trabajadores del área electos de cada hospital público de la Ciudad y un representante del Ministerio de Salud; su propósito es determinar, en un plazo de 90 días a partir de promulgada la presente, las necesidades de enfermeras y enfermeros que registra el sistema sanitario, conforme a la carga horaria y semanal impuesta en el art. 2º y 3° de la presente ley.

Art. 6.- Comuníquese.

Fundamentos

El objetivo de este proyecto de ley es terminar con la discriminación que sufren las enfermeras y enfermeros del sistema de salud pública de la Ciudad. La pandemia puso de manifiesto la completa precariedad en la que desarrollan su labor. Como resultado de su exclusión de la Carrera Profesional las enfermeras y enfermeros cobran un 30% menos de salario que sus pares de otras profesiones, lo cual los obliga al pluriempleo y a trabajar jornadas interminables a través del nefasto sistema de módulos. Esto los expuso a los contagios cruzados y a la muerte de decenas de compañeros. Apenas comenzó a controlarse la primera ola, las movilizaciones de la enfermería por el pase a la Carrera Profesional volvieron a ser masivas. En lugar del reconocimiento que merecen y que tienen por parte de los trabajadores y el pueblo, el gobierno contestó primero con el ninguneo y luego con la represión.

La modificación regresiva de la Carrera Profesional de Salud realizada en 2018 en la Legislatura perpetuó la exclusión de la enfermería del régimen laboral de los profesionales. Así fue entendido por miles de enfermeras y enfermeros que hicieron oír su voz contra esta injusticia. Durante el 2018 asistimos a asambleas masivas y los actos se repiten hospital por hospital, incluso el viernes 9 de noviembre de 2018 se movilizaron más de 10.000 trabajadores de enfermería de Congreso a Plaza de Mayo. El repudio trascendió el ámbito público de la Ciudad y se extendió en todo el país y en el sector privado. Es el resultado de la comprensión de que el reconocimiento hacia la enfermería de la Ciudad será un gran paso adelante para todos. Con este proyecto pretendemos apuntalar este profundo movimiento de lucha.

No vamos a abundar en el rol central que juegan las enfermeras y enfermeros en el equipo de salud, particularmente en el combate a la pandemia, sin embargo son el sector más explotado y relegado. La discriminación salarial que conlleva su exclusión de la Carrera Profesional los obliga a hacer los llamados “módulos” para llegar a un salario acorde a su tarea, alargando la jornada laboral a 12 o 14 hs. Esto conlleva al agotamiento mental y físico prematuro de los enfermeros y al desarrollo de enfermedades y muchas veces a la muerte antes de la jubilación. Con el pase a la Carrera Profesional alcanzarían ese nivel salarial con una jornada de 6 horas. Para defender la vida y la salud de las enfermeras y enfermeros y mejorar la atención en los hospitales colapsados por la falta de enfermeros y el ahogamiento presupuestario es necesario establecer de manera inmediata su pase a la Carrera Profesional.

El Jefe de Gobierno Larreta argumentó su negativa en que como no todos los enfermeros son licenciados no podía pasar a unos sí y a otros no, nivelando a todos para abajo. Pero como demostramos en nuestro proyecto, que plantea el pase de todos, brindando la posibilidad a los no licenciados de obtener el título en un curso en horario y lugar de trabajo, se trata de una mera excusa: el gobierno del ajuste permanente no quiere nivelar para arriba: los bajos salarios y la súper explotación de los enfermeros les permite empujar hacia abajo las condiciones salariales y laborales de todo el equipo de salud y quebrar la unidad de los trabajadores.

Por otra parte, la negación de derechos a enfermeras y enfermeros es parte de un pacto entre el gobierno de Rodríguez Larreta y la directiva de Sutecba. Con la negativa del pase, Larreta le devuelve favores a Sutecba por la firma de todas las paritarias a la baja y por actuar como fuerza de choque contra los trabajadores. Mientras Larreta despotrica contra las “mafias sindicales” cuando docentes o trabajadores del subte defienden sus derechos, pacta con una verdadera mafia en contra de la enfermería. Sutecba desarrolló una campaña de mentiras sobre el pase a la Carrera Profesional, generando temor a una supuesta pérdida de la antigüedad, cuando su reconocimiento puede establecerse perfectamente, como lo plantea nuestro proyecto de ley. Finalmente para echar lastre armaron una carrera trucha en la cual tuvieron que incluir los días por estrés, una conquista de la lucha.

Finalmente, los ataques a la salud pública, su desfinanciamiento; el recorte de derechos laborales; los bajos salarios y la discriminación de los enfermeros son parte de un plan progresivo de privatización de la salud para convertirla cada vez más en un negocio capitalista. Las pésimas condiciones laborales de los enfermeros del hospital público benefician a las empresas de salud privadas porque les permiten replicar los bajos salarios y la súper explotación en sus clínicas. Con este proyecto el Frente de Izquierda apuesta a que el desarrollo de una gran lucha por los derechos de enfermeras y enfermeros quiebre los pactos entre el gobierno y la burocracia sindical y abra el camino a la conquista del pleno reconocimiento de la enfermería, un paso adelante en la defensa de la salud pública y de todos sus trabajadores.