Proyecto en repudio al despido de la trabajadora embarazada del Teatro Colón.

  • Mujer y diversidades
Presentado por:  
  • Congreso Nacional
Fue presentado por los diputados nacionales Romina Del Plá, Nicolás Del Caño, Myriam Bregman y Alejandro Vilca.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

PROYECTO DE RESOLUCIÓN
La Honorable Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE
Repudiar el despido de Maia Bernztein, trabajadora del sector de Sastrería del Teatro
Colón, por resultar discriminatorio debido a que la misma se encuentra cursando un
embarazo de seis (6) meses.
Denunciar que dicho despido se efectúa valiéndose de la precarización laboral a la que la
trabajadora fue sometida, siendo ella contratada como monotributista, colocándola por
fuera del convenio colectivo de trabajo correspondiente, lo que resulta un fraude laboral.
Además, se trata de un atropello inadmisible contra los derechos laborales de las mujeres
trabajadoras y un nefasto antecedente contra la protección a la maternidad, agravado por
tratarse de un ente perteneciente al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Hacer llegar a las autoridades del Teatro Colón el reclamo por la inmediata reinstalación
y la regularización de Maia, por la garantía de su derecho a maternar con las licencias y
protección laboral correspondiente, y por el cese de la discriminación y el maltrato laboral
contra ella y el conjunto de las y los trabajadores del sector.
Reclamar por el respeto pleno de los derechos laborales en el Teatro Colón, el cese de la
precarización laboral, y la protección integral del derecho a la maternidad de las mujeres
trabajadoras.

FUNDAMENTOS
Sr. Presidente:
Maia Bernztein se desempeña como trabajadora de la sastrería del Teatro Colón hace tres
años. En una carta pública acaba de denunciar que fue despedida con seis meses de
embarazo y relató los maltratos físicos y psicológicos a los que fue sometida junto a las
trabajadoras del sector. “Mi nombre es Maia Bernztein y estando embarazada de 6 meses
me despidieron de la Sastrería del Teatro Colón después de tres años de trabajo. Tanto mi
jefa, Stella Maris López, como Recursos Humanos tenían pleno conocimiento de mi
gestación”.
Respecto de sus condiciones laborales, denunció: “Hace tres años que cumplo con mi
trabajo a la par de mis compañeras de planta, pero bajo una forma de contratación
sumamente precaria: con un sueldo de $42.000, al que debemos descontar $4.260 de
monotributo, sin percibir vacaciones, ni aguinaldo, ni bono, ni herramientas o un
uniforme de trabajo”.
También relató el indignante maltrato por parte de su jefa: “A esto se suma un maltrato
constante por parte de mi jefa, Stella Maris López, que se intensificó al enterarse de mi
embarazo: me amenazó con darme solo 2 meses de licencia por maternidad cuando por
ley corresponden 3, en una ocasión corrió violentamente una mesa en el taller impactando
sobre mí y el 22 de diciembre de 2021, en el detrás de escena de la Misa Criolla me gritó
llegando a levantarme el brazo de forma amenazante frente a compañeros de diferentes
áreas del teatro que estaban como testigos”.
No es la primera vez que una noticia de estas características toma estado público sino que
es una constante en los diferentes sectores del primer coliseo. Desde el Ballet Estable
denunciando a la recién salida Paloma Herrera hasta la misma jefa de sastrería que cuenta
con un prontuario de violencia laboral interminable. Situación que es favorecida por la
extrema precarización laboral de sus trabajadoras y trabajadores -como denuncia Maia al
denunciar su caso.
La carta también pone de relieve la forma de contratación precaria que ya es moneda
corriente, siendo el monotributo una de las variantes más extendidas en la administración
pública de todo el país. Esta trabajadora despedida denuncia un sueldo de 42.000 pesos
que contrasta con la programación billonaria del Teatro Colón para la temporada 2022.
El despido de Maia es inadmisible porque violenta los más elementales derechos laborales
de las mujeres, como la preservación del puesto de trabajo en el período de maternidad.
Es por eso una agresión contra todo el movimiento de mujeres y diversidades que se viene
movilizando masivamente por sus derechos y reivindicaciones, y que representa al sector
más golpeado por el avance de la miseria y la pobreza -siendo las mujeres el 70% de la
población que está por debajo de los niveles de indigencia en nuestro país.
Al mismo tiempo, este gravísimo accionar de las autoridades del Teatro Colón contra una
de sus trabajadoras refleja la dramática situación de quienes viven bajo la presión de la
renovación arbitraria de un contrato temporal de trabajo y que es utilizado por parte de
las patronales como medio de amedrentamiento de las y los trabajadores cuando están
sometidos a sistemáticos maltratos y humillaciones -tal como ilustra la denuncia de Maia.
Por eso inscribimos el reclamo por la inmediata reincorporación de Maia a su puesto de
trabajo al del cese de los maltratos y la precarización laboral de todas las y los trabajadores
del Teatro.
Por estos motivos solicitamos a las y los señores diputados su adhesión a este proyecto
de resolución