Declara necesidad de solucionar falta de gas y calefacción en escuelas

24/06/2021

Expediente 1660-D-2021

Proyecto de Declaración

Ante la situación de ajuste y recortes que atraviesan los edificios escolares con falta de gas y calefacción durante el invierno:  la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires exige al Gobierno de la Ciudad encabezado por Horacio Rodríguez Larreta  y al Ministerio de Educación dirigido por Soledad Acuña, solucione de forma perentoria los problemas mencionados.

Fundamentos

En los niveles inicial, primario y de educación media de las escuelas de la CABA, tras los últimos anuncios del Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y la ministra de educación Soledad Acuña, se han retomado las clases presenciales sin ningún criterio epidemiológico científico que así lo permita

Sin bien se trata de una presencialidad limitada y ficticia, fundamentalmente en el caso de la educación inicial y primaria ya que la proliferación de contagios fuerza a cerrar burbujas, o las familias en su gran mayoría han optado por solicitar excepciones para sus hijes, o bien directamente no enviarlos a las escuelas por las cifras en rojo epidemiológicas, los contagios continúan siendo elevados pese a la manipulación oficialista de los datos.

A esta situación se suman las bajas temperaturas propias del período invernal las cuales se hacen sentir con mayor intensidad en escuelas que deben permanecer con ventanas y puertas abiertas sin ninguna medida contingente en términos de calefacción, es decir: la salud de niñes y jóvenes se ve doblemente expuesta tanto al covid-19 como a las enfermedades que encuentran en las bajas temperaturas un ámbito propicio para su desarrollo y proliferación. Está claro que Larreta-Acuña utilizan como escudo humano de sus políticas bolsonaristas a miles de niñes y adolescentes, y a les trabajadores de la educación.

Naturalmente esto no demoró en ser visibilizado a través de múltiples denuncias por parte de las comunidades: hoy las fotos de estudiantes envueltos en frazadas en medio de aulas, sin poder beber o ingerir bebidas o alimentos calientes, recorren redes sociales y medios de comunicación. Sin embargo ni el Ejecutivo porteño, ni el Ministerio de Educación, ni el de Salud, han dado una respuesta al reclamo. El combativo sindicato Ademys se encuentra realizando entre otras medidas, un relevamiento que ya recoge un gran número de denuncias al respecto.

En la CABA no es nuevo el problema ya que cabe señalar que la falta de gas o los problemas de calefacción constituyen un núcleo problemático entre los extendidos en términos de infraestructura escolar denunciado año tras año. Pero este año se ven agudizados tanto por el recorte en este ítem de más del 70% y por los supuestos protocolos que no permiten encender las calderas allí donde funcionan, y se deben mantener ventanas y puertas abiertas allí donde hay, en otras instituciones directamente la falta de vidrios da los mismo si una ventana se abre o cierra: este es el estado lamentable de decenas de escuelas de la Ciudad de Buenos Aires. Tampoco la calefacción eléctrica es una solución viable ya que las instalaciones no soportan la conexión siquiera de una estufa de una vela o un caloventor. 

Algunas escuelas sin gas ni calefacción: EMEM 1° DE 12, 5° DE 7, 13° DE 7, 17° DE 7, 2° DE 1, 13° DE 1, 23° DE 3, 7° DE 8, 11° DE 8, 2° DE 11, 14° DE 12, 6° DE 11, 6° DE 13, 18° DE 13, 2° DE 15, 8° DE 18, 14° DE 9, 17° DE 19, 18° DE 19, 19° DE 19, 5° DE 21, 18° DE 21, 18° DE 21, Yrurtia y ESC de Teatro, Comercial 22 DE 13, Maestrazzi, y la lista continúa.

Pero el GCABA empeñado en hacer campaña electoral a costa de la salud y la vida de estudiantes y trabajadores de la educación continua sin invertir un peso en respuestas a la diversidad de reclamos que se hacen sentir desde las escuelas y sus comunidades entre ellos el pase a la virtualidad, la distribución de dispositivos y conectividad gratuita y un plan de vacunación para el conjunto de la población.

Por lo expuesto solicitamos se acompañe el presente proyecto de declaración.