Proyecto para repudiar las agresiones a trabajadores de C5N

11/07/2020


La Honorable Cámara de Diputados de la Nación


RESUELVE


Repudiar las agresiones y amenazas que sufrieron los trabajadores movileros y técnicos del canal C5N el pasado 9 de julio, mientras realizaban su trabajo de cobertura de la manifestación denominada “anti-cuarentena” en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires. Manifestar su más completa solidaridad con los trabajadores y rechazar como un ataque a la libertad de prensa y de expresión la agresión por ellos sufrida.


FUNDAMENTOS


Sr. Presidente:


El pasado jueves 9 de julio trabajadores técnicos y movileros de C5N fueron brutalmente agredidos mientras realizaban la cobertura de la manifestación “anti cuarentena” que tenía lugar en el Obelisco, Ciudad de Buenos Aires.


Resulta paradigmático que una movilización que se hizo en nombre de una pretendida defensa de la libertad de expresión, culmine con un ataque de estas características a trabajadores de prensa. Se trató lisa y llanamente de una patoteada, que por su método y su contenido, reviste un carácter fascitizante.


Los videos que registran los hechos y circularon por redes sociales, muestran a los agresores atacando al móvil y a los trabajadores al grito de “vas a empezar a tener miedo, hijo de puta”. Fue clave la intervención solidaria de trabajadores de prensa de otros canales y medios en defensa de sus colegas para evitar que el ataque sea de mayores proporciones. Así lo destaca el SIPREBA (Sindicato de Prensa de Buenos Aires) que rápidamente manifestó su repudio al ataque y su solidaridad con los trabajadores.


No solo estamos ante una agresión a trabajadores, sino ante el odio volcado hacia ellos en nombre del repudio al alineamiento político con el gobierno nacional por parte de la patronal que los contrata y aún explota su trabajo, con la que no necesariamente coincide el trabajador de prensa. Esta operación política contra el medio y sus trabajadores de prensa, a quienes la propiedad capitalista de los medios de comunicación les vulnera a diario el derecho de opinión y de ejercicio libre de su profesión, ya la habíamos vivido bajo los gobierno de Néstor y Cristina Kirchner -cuando a raíz de una pelea circunstancial con el grupo Clarín, promovieron desde los propios resortes del poder del Estado todo tipo de hostilidades (y hasta una campaña por la renuncia a sus puestos laborales) de los trabajadores de dicho medio.


Mientras un grupo reducido de manifestantes –que incluyó a estos agitadores y patoteadores- se movilizaba ayer en distintos puntos del país “contra el gobierno y la cuarentena”; la Sociedad Rural, los representantes de la UIA y de la Bolsa, participaban de un festejo con Alberto Fernández que ratifica su política de entrega mediante nuevas ofertas ruinosas a los bonistas y usureros, y refuerza las concesiones de todo orden a la clase capitalista. Entre ellas, hacer la vista gorda frente a los despidos masivos, reducciones salariales y vaciamiento empresarial en múltiples empresas de medios y prensa, a lo largo y ancho del país.


Corresponde pronunciarse por la más absoluta solidaridad con los trabajadores agredidos y en repudio a este ataque patoteril. En defensa no solo de los trabajadores del canal C5N que fueron agredidos, sino de los trabajadores de todo el gremio de prensa, que se ven expuestos a menudo a situaciones gravosas de distinto orden, en condiciones de aguda precarización y mientras sufren una ofensiva contra sus derechos laborales y salariales.


Por estas razones llamamos a las y los diputados nacionales a acompañar y aprobar el presente proyecto de declaración.