Pitrola: “Impulsamos el control de los trabajadores de la salud del plan de vacunación, porque solo saltó un fusible de un manejo de privilegios y de clase”.

Néstor Pitrola se refirió a la crisis de gabinete que sacude al gobierno y al país por el escándalo de la vacunación VIP.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

“Ginés es eyectado dejando dos millones de contagios y más de 50 mil víctimas, sin que tengamos las vacunas prometidas y administrando las pocas vacunas que hay para privilegiar funcionarios, empresarios amigos y burócratas sindicales. Su salida es apenas el reemplazo de un fusible, cuando el cortocircuito abarca toda la gestión capitalista de la pandemia, de la cual los privilegios del poder son apenas la manifestación grosera de un régimen impotente para afrontar la pandemia en beneficio del conjunto de la población.”

“El vacunatorio VIP del 2° piso del Ministerio de Ginés y Vizzotti, con una provisión estimada en 3000 dosis, fue continuidad del uso del Hospital Posadas con el mismo objetivo y es una mancha de mugre que se extiende a provincias y municipios bonaerenses, a Córdoba, Santa Cruz y a distintos sectores de la burocracia sindical, como la familia Moyano. El hecho de que casos similares estallaron en Perú, Italia o España, refleja la íntima conexión que hay entre esta corrupción y el manejo de los monopolios farmacéuticos y los Estados de las potencias capitalistas imperiales que han acaparado las conquistas de la ciencia agravando la desigualdad social hasta desamparar a países y hasta continentes enteros. Basta para botón de muestra que Pfizer espera ganar u$s15000 millones, la mayor ganancia que haya registrado un laboratorio en una producción farmacéutica, mientras se niega la transferencia tecnológica a todos los países para la producción masiva que permita salvar millones de vida humanas. Precisamente, la fallida negociación con ese pulpo farmacéutico y el viaje secreto de Vizzoti a Rusia, han sido aspectos previos de la crisis de gabinete que sacude al gobierno y al país, asolado por la enfermedad, los despidos, la inflación y la miseria social.”

“El Partido Obrero (como lo hemos expresado en la declaración del Frente de Izquierda Unidad) plantea la anulación de las patentes para socializar las vacunas desarrolladas por la ciencia, en casi todos los casos con financiamiento de los Estados poderosos en favor del negocio privado de los laboratorios. La centralización del sistema de salud y producción farmacéutica por el Estado y bajo control de los trabajadores. Y, a partir de la organización del personal de salud, establecer un control de la distribución, de la administración y aplicación de la vacunas según las verdaderas prioridades: personal de salud, adultos mayores, docentes, etc.”

 

Pitrola  11 5324-2356

.