#NiUnaMenos. Basta de violencia y ajuste.

Jueves 8h concentración del Frente de Izquierda Unidad en Callao y Corrientes
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Denunciamos la responsabilidad del gobierno frente a los femicidios, trans-travesticidios y todas las formas de violencia contra las mujeres y diversidades. La creación del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad no resolvió las demandas y necesidades de las mujeres y diversidades, sólo creo que un nuevo cuerpo de funcionarias que defienden una política de hambre, miseria y mayor vulnerabilidad para quienes sufrimos la opresión por nuestra condición de género. Seguimos contando un femicidio por día desde hace seis años. En lo que va de este 2021, ya son 127 femicidios registrados. Exigimos presupuesto contra la violencia de género y asistencia efectiva para las mujeres y diversidades en situación de violencia. Derecho a la vivienda y asistencia legal y psicológica gratuita.

El plan Acompañar anunciado con bombos y platillos por el gobierno no garantiza ninguna autonomía económica., lo recibieron menos de 1000 víctimas (solo por 6 meses) y es tan miserable que ni siquiera llega a cubrir la canasta de indigencia. Reclamamos acceso irrestricto y sin re-victimizaciones. Exigimos un subsidio económico que alcance para vivir y hasta que la víctima se encuentre en condiciones de volver a trabajar y acceda a un puesto de trabajo genuino, con condiciones laborales y salariales acordes.

Denunciamos al sistema judicial clasista y machista, cuyos jueces son electos por los partidos políticos mayoritarios (el Frente de Todos, Juntos por el Cambio y sus aliados) en el Senado. Son estos partidos quienes tienen la facultad de remover a los jueces de sus cargos y, en su lugar, los encubren y protegen. Denunciamos la estafa del kirchnerismo que reclama una “justicia feminista”, sin promover ninguna medida para ello, y cuando es el Frente de Todos el que tiene mayoría en el Consejo de la Magistratura. Reclamamos la elección popular de jueces y fiscales, la revocabilidad de sus cargos.

Desendeudadas nos queremos sí, pero sobre la base de no pagar la deuda externa y la ruptura con el FMI, para reorganizar el país en función de las necesidades de las y los trabajadores. Cada peso que se va al FMI y a cualquier organismo financiero internacional, no se destina a los hospitales, ni a las escuelas, ni a aumentar los salarios, ni ayudas económicas para frenar la grave crisis social, ni a las políticas para combatir la violencia de género.

Las trabajadoras ocupadas y desocupadas nos organizamos para enfrentar la política de ajuste y hambre del gobierno. Denunciamos que el 45% de la población está en situación de pobreza (la mayoría mujeres) y la cifra asciende al 70% si miramos a las niñas/os y adolescentes. Reclamamos trabajo genuino, igual salario por igual trabajo y un sueldo equivalente al costo de la canasta familiar.

Desde el Frente de Izquierda – Unidad con los resguardos que demanda el contexto epidemiológico, no abandonamos las calles. Garantizando las medidas de seguridad necesarias (distanciamiento social, tapabocas y alcohol en gel) seguimos gritando: #NiUnaMenos
Basta de violencia y ajuste
Aparición con vida ya de Tehuel

.