Gabriel Solano: «El gobierno no encubre a Sigman, el gobierno es Sigman»

El Frente de Izquierda Unidad realizó un acto esta tarde frente al Ministerio de Salud para presentar a las autoridades la exigencia de la incautación de las vacunas que se producen en Argentina para garantizar la inoculación de la población.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Gabriel Solano dijo: “El acuerdo con laboratorio Richmond demostró que Argentina sí tiene la capacidad técnica para hacer las tareas de finalización de la producción de la vacuna, lo que desmiente la versión de Hugo Sigman. Sucede que el gobierno no quiere tocar los intereses de Sigman porque es un viejo capitalista socio del Estado. En este sentido, alertamos sobre el nuevo negocio que se puede estar armando con Richmond. Marcelo Figueiras, el dueño de Richmond es un Sigman más: históricamente ha hecho negocios con el Estado, es proveedor de fármacos al sector público data desde los años del gobierno de De la Rúa y pegó un gran salto por las licitaciones obtenidas a partir del gobierno de Néstor Kirchner, cuando estuvo involucrado en escándalos por negocios turbios en la venta de medicamentos para tratar VIH que no servían. Nada en el contrato firmado ahora asegura que las vacunas son para Argentina. Es urgente liberar las patentes de las vacunas y se deben declarar de utilidad pública e intervenir los laboratorios que las fabrican pero las exportan o pretenden hacer negocios con el Estado mientras se siguen acumulando los contagios y las muertes.”

Néstor Pitrola dijo: “La pelea política y judicial entre Fernández y Larreta es una cortina de humo que oculta el default de todo el régimen político, económico y social para enfrentar la pandemia en Argentina. Fracasan unos y otros porque son tributarios del ajuste, de la presión capitalista y del reparto monopólico mundial del sistema de vacunas. El PO-FITU propone 10 medidas para enfrentar la pandemia bajo control de los trabajadores: intervenir el Laboratorio mAbxience, centralizar todo el sistema de salud, semáforo epidemiológico para disponer medidas de restricción en todos los distritos de riesgo, testeos masivos, $40.000 a todas las personas sin ingresos, garantía salarial del 100% de aquellos trabajadores que vean interrumpidas sus tareas por las medidas, ruptura con el FMI e impuestos progresivos y permanentes a las grandes rentas, fortunas, bancos y propiedad terrateniente para disponer los recursos en el marco de un plan económico basado en y bajo control de los trabajadores.”

Romina Del Plá dijo: “El Frente de Izquierda y el Partido Obrero realizamos este acto y desarrollamos esta campaña por la liberación de las patentes de las vacunas y la incautación de vacunas producidas en Argentina como medida emergencia frente a la crisis sanitaria. Frente a la segunda ola de Covid ni el gobierno nacional ni los provinciales han tomado medidas porque defienden los intereses capitalistas: de los laboratorios, de la salud, de las patronales de la industria. Mientras, la población trabaja y vive expuesta a los contagios ante un sistema de salud no da abasto. Mientras la segunda ola arrecia, se ocupan de renegociar los pagos a los usureros. Los recursos del país tienen que ir a salud y no al Club de París y al FMI.”

 

.