Arakaki: “La sentencia en nuestra contra tiene una intencionalidad política”

Esta tarde se realizó la movilización a Tribunales para exigir la absolución de Arakaki y Ruiz, condenados como represalia por su participación en la multitudinaria movilización al Congreso del 18 de diciembre de 2017, contra una reforma que buscaba modificar el cálculo de los haberes en perjuicio de los jubilados. . La movilización señaló que se trata de un fallo “a medida del FMI y su plan de ajuste”.

La movilización fue convocada y contó con el apoyo de importantes organismos y referentes de derechos humanos: Apel, Servicio de Paz y Justicia (organismo de derechos humanos del premio Nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel), la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, Encuentro Militante “Cachito” Fuckman, Correpi, del CADHU – MST (Centro de Abogades por los Derechos Humanos – Movimiento Socialista de los Trabajadores), como así también de distintas organizaciones de desocupados que integran el Frente de Unidad Piquetera.

Frente a Tribunales, Cesar Arakaki habló y dijo que el fallo en su contra es “una sentencia que busca ser ejemplificadora”. El fallo contra Arakaki y Ruiz es un fallo inédito, ya que los condena por presunta “intimidación pública”, una figura que no se aplica desde 1983.

Leer más: “Hemos demostrado que todas las acusaciones son falsas”

Arakaki dijo: “La condena en nuestra contra es una sentencia política. Los argumentos jurídicos fueron refutados. Incluso el policía querellante se retiró de la causa. Pero el objetivo es condenarnos para que la población no salga a luchar contra el ajuste y los ataques a los trabajadores, que no harán más que agudizarse de la mano del FMI.”
Entre las distintas intervenciones se exigió por la libertad de Sebastián Romero, detenido con prisión domiciliaria también por las jornadas del 14 y 18 de diciembre de 2017, ambas contra la reforma jubilatoria.

El 18 de diciembre se realizará un mural en Plaza de los Dos Congresos

.