Jubilación de escritores y escritoras. Proyecto de ley:

  • Movimiento Obrero
Presentado por:   
  • Congreso Nacional
Este proyecto de ley que volvemos a presentar desde la banca del Partido Obrero en el Frente de Izquierda y de Trabajadores Unidad fue elaborado por un colectivo de escritores y escritoras de nuestro país y traduce el reclamo urgente y necesario por establecer el derecho a la jubilación para las y los escritores en todo el territorio nacional.

Expediente: 4308-D-2020

RÉGIMEN NACIONAL DE JUBILACIÓN DE ESCRITORAS Y
ESCRITORES DE LA ARGENTINA
Artículo 1°. Objeto. Créase el Régimen Nacional de Jubilación del/la Escritor/a,
Traductor/a literario/a.
Artículo 2°. Personas destinatarias. Son personas destinatarias de este régimen
todas aquellas personas que, independientemente del país donde hayan sido
editados sus trabajos, cumplan con la definición del artículo 3 y con los requisitos
generales y particulares establecidos en los artículos 4 y 5.
Artículo 3°. Definición. A los efectos de la presente ley se entiende por:
a) Escritor: (Escritor/a) Es toda persona que desarrolle el uso de la palabra
escrita como profesión y que trabaje con ese instrumento de modo profesional y
artístico, dentro de los distintos tipos de géneros reconocidos en esta materia.
b) Traductor: (Traductor/a literario/a) Es toda persona que desarrolle el uso de la
palabra escrita como profesión y que trabaje con ese instrumento de modo
profesional al servicio del traslado a nuestra lengua de obras originalmente
escritas en otra lengua.
Artículo 4°. Requisitos Generales. Para obtener la asignación establecida en el
artículo 7°, la persona beneficiaria, al momento de la solicitud, deberá reunir los
siguientes requisitos generales:
a) tener una edad mínima de sesenta (60) años;
b) acreditar ante el Ministerio de Cultura de la Nación una trayectoria pública en
alguna de las actividades artísticas reconocidas por esta ley no inferior a quince
(15) años.
Artículo 5°. Requisitos Particulares. Además de los requisitos establecidos en el
artículo 4°, al momento de solicitar la asignación, y de acuerdo con la disciplina
en que se enmarquen, las personas destinatarias deberán acreditar:
a) Haber publicado cinco (5) obras de creación propia o diez (10) si incluyen
coautoría artística, escritas en lengua castellana o cualquiera de las lenguas
originarias, comprendiéndose las ediciones bilingües y las publicaciones en
formatos adecuados para aparatos electrónicos.
En el caso de las y los traductoras/es, el número de publicaciones deberá
ascender a quince (15) libros o veinte (20) si incluyen coautoría artística sobre la
traducción.
Artículo 6°. Discapacidad. Las personas beneficiarias que se encuentren en una
situación de discapacidad permanente pueden acceder a este régimen sin límite
de edad, cumpliendo los siguientes requisitos:
a) Acreditar una trayectoria pública y constante en la actividad no inferior a diez
(10) años.
b) Cumplir con los demás requisitos establecidos en los artículos 4° y 5°,
reduciendo las cantidades allí expresadas en forma proporcional a los años de
trayectoria.
c) Presentar certificado único de discapacidad emitido por autoridad competente.
Artículo 7°. Asignación. Las personas beneficiarias de este régimen recibirán
una asignación mensual, de carácter personal, intransferible y vitalicia,
equivalente a tres (3) veces el haber mínimo de las prestaciones a cargo del
Régimen Previsional Público del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones,
instituido por la ley 24.241, sus modificatorias y complementarias.
También gozarán, lo mismo que sus cónyuges o convivientes, de un seguro de
atención médica, equivalente al que determina el Instituto Nacional de Servicios
Sociales para Jubiladas/os y Pensionadas/os —PAMI— o del organismo que en
el futuro lo reemplace.
Artículo 8°. Extensibilidad. La asignación establecida en el artículo 7° se
extiende a las personas derechohabientes enumeradas en el artículo 53 de la
ley 24.241, sus complementarias y modificatorias.
Artículo 9°. Autoridad de aplicación. La Administración Nacional de la Seguridad
Social —ANSES— o la que en su momento la reemplace es la autoridad de
aplicación de la presente ley y tendrá a su cargo la implementación del régimen
que la misma crea, así como también la liquidación y el pago de la asignación a
a las personas beneficiarias.
Artículo 10°. Comité de Evaluación.
A todos los efectos de esta ley, créase un Comité de Evaluación que decidirá la
inclusión de las personas solicitantes al presente régimen el cual será integrado
ad honorem por:
Una (1) persona representante de la Secretaría de Cultura de la Nación;
Una (1) integrante de la Academia Argentina de Letras;
Tres (3) personas representantes designadas por las entidades representativas
de escritores y escritoras, traductores y traductoras argentinas/os. Una de estas
tres personas representantes designadas deberá ser traductora o traductor,
elegida/o por entidades representativas de las y los traductores literarios.
Previamente a iniciar el trámite ante la Administración Nacional de la Seguridad
Social, la persona que solicita el beneficio deberá contar con el dictamen
favorable del Comité Consultivo Evaluador.
Artículo 11°. Presupuesto. Art 11 Presupuesto. El financiamiento y los gastos
que demande el cumplimiento de la presente ley provendrán del Sistema Único
de Seguridad Social —SUSS— y de una partida anual asignada en el
Presupuesto General de la Nación al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación,
quien deberá crear la totalidad de los recursos necesarios para cumplir con el
presente régimen.
Artículo 12°. Disposiciones supletorias. Las disposiciones de la ley 24.241, sus
modificatorias y complementarias, así como los decretos y resoluciones que la
reglamenten se aplicarán supletoriamente en los supuestos no previstos en este
régimen, en la medida en que resulten compatibles y no se opongan a los
términos de la presente ley.
Artículo 13°. Reglamentación. La presente ley regirá a partir de su publicación
en el Boletín Oficial y el Poder Ejecutivo deberá reglamentarla dentro de los
treinta (30) días de ocurrida dicha publicación.
Artículo 14°. Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional.

FUNDAMENTOS
Sr. Presidente:
Volvemos a presentar este proyecto de ley en atención a una demanda muy
sentida por el colectivo de escritores de nuestro país, que, reunidos en
asambleas con participantes de numerosas provincias, elaboraron y votaron el
mismo. Este proyecto entonces, de autoría de los afectados, traduce el reclamo
urgente por establecer el derecho a la jubilación para las y los escritores en todo
el territorio nacional. Reproducimos a continuación también los fundamentos por
ellos elaborados.
La cultura es la columna vertebral de una sociedad, un espejo de lo que esa
sociedad es: lo que permanece de ella son las obras que definen sus
características, su originalidad. El sello de quienes las crean constituye la
idiosincrasia de un pueblo. No hay futuro si se abandona a quienes la abonan
con su arte.
La mayoría de las personas que escriben o traducen con finalidades artísticas y
literarias se dedican a esta tarea después de duras jornadas de trabajo en otros
oficios, ajenos a la actividad artística. Muchas otras de esas personas se hallan
desocupadas. Y una mínima parte de ellas puede dedicarse plenamente al
trabajo en ámbitos afines a su actividad específica. Por otra parte, la mayor parte
de las escritoras y los escritores se ve obligada a pagar de su bolsillo las
ediciones de sus obras, carece de la cantidad y calidad de subsidios necesarios
para desarrollar sus actividades y no goza de la difusión de su trabajo en los
medios de comunicación. Por no tener una relación de dependencia laboral clara,
carecen de beneficios jubilatorios y de servicios sociales que les brinden
cobertura médica.
Muchas escritoras y muchos escritores se hallan en situación de indigencia.
Algunos de esas personas, incluso conocidas por su obra, se vieron y se ven
necesitadas de solicitar una caja de alimentos, que retiraban o retirarán
mensualmente para paliar su precariedad económica.
Esta situación resiente la cultura de un pueblo, socava los cimientos de su
creatividad, oscurece su futuro. La desidia con que se trata a las y los artistas es
un reflejo de la opinión que una sociedad tiene de sí misma, de sus posibilidades
como cultura.
Muchas de esas personas creadoras carecen de la mínima posibilidad de valerse
por sí mismas al llegar al ocaso de sus vidas. Muchas de esas personas han
muerto en la indigencia y el olvido. Muchas son reivindicadas por futuras
generaciones, cuando han llevado, debido a la incomprensión con que se las ha
tratado, una vida de privaciones y miserias.
POR otra parte, y sin desmedro de su rol tradicional, desde una perspectiva
laboral y de protección social, "escritor/a" no debe considerarse solo a aquel/lla
que publica libros u obras literarias firmadas con su nombre y apellido sino
también a quien escribe los libros firmados por otras personas, en lo que se
conoce en el ambiente editorial como "negro" o "ghost writer" ("escritor
fantasma") o a quien trabaja como autor/a anónimo/a de contenidos en las redes
sociales. Estos trabajos se encuentran invisibilizados y carecen de toda
protección legal y reconocimiento específico a la hora de percibir cobertura
social.
Los beneficios de la aprobación del presente proyecto de ley no los verán
solamente quienes se beneficien directamente de ella, sino también las nuevas
generaciones de escritores y escritoras, que advertirán cómo el Estado y la
sociedad en su conjunto reconocen, incentivan y valoran la producción literaria y
el pensamiento. De esta forma, contribuiremos a que más jóvenes argentinos/as
se dediquen a esta actividad, sin miedo a quedar en situación de desamparo por
la sociedad o fuera del sistema social.
Este proyecto tiene como objetivos evitar esta situación de la que somos víctimas
y proveer a las escritoras y escritores, y a los traductores y traductoras, de una
herramienta que los defienda. Es un deber ineludible del Estado auspiciar a las
creadoras y creadores.
El acceso a los bienes culturales es un derecho, y para que ese derecho sea
garantizado es conveniente y necesario que la profesión de escritoras y
escritores sea reconocida como tal y, por lo tanto, tenga los mismos derechos
que cualquier trabajador/a. Es la población quien se beneficia de nuestra labor.
Vale destacar que numerosas provincias ya cuentan actualmente con diversas
legislaciones que intentan mejorar la situación de nuestros escritores y
escritoras.
Legislación Nacional:
• Ley 16.516/1964 y asociadas. Pensión para ganadores del Premio Nacional en
Ciencias y Artes
Legislación Provincial:
La gran mayoría de las provincias argentinas tienen regímenes legales de
reconocimiento al mérito artístico, donde se incluye a escritoras y escritores. A
título de ejemplo, y sin agotar la legislación vigente, pueden mencionarse:
• Buenos Aires: Ley 13.330- 2005. Premio de Poesía Bonaerense. • Catamarca:
Ley 3.169- 1976. Premios anuales a la Producción Intelectual y Artística; Ley
5.258-2008. Régimen de Reconocimiento a la Trayectoria y al Mérito Artístico. •
Córdoba: Ley 9.578-2009. Régimen de Reconocimiento Artístico. • Entre Ríos:
Ley 8.129-1988. Pensión vitalicia personal a escritoras y escritores. • Jujuy: Ley
4.178-1985. Asignación permanente para escritoras y escritores. • La Rioja: Dec.
35-1998. Fondo Legislativo de Promoción de la Cultura Riojana. • Mendoza: Ley
5.679-1991. Premios provinciales a la producción científica y artística; Ley 7.463-
2007. Régimen de Reconocimiento a la Trayectoria de Autoras y autores,
Compositoras y compositores e Intérpretes. • Misiones: Ley 2.708-1989.
Régimen de Reconocimiento al Mérito Artístico. Premio de Honor. • Neuquén:
Ley 251-1961. Premio Estímulo a la Producción Literaria. • Río Negro: Ley 3.869-
2004. Premio anual al mérito artístico. • Salta: Ley 6.475-1987. Régimen de
Reconocimiento al Mérito Artístico. • San Juan: Ley 7.683-2005. Difusión y
promoción de artistas provinciales. • Santa Fe: Ley 12.496-2005. Pensión
Honorífica al Mérito Artístico. • Santiago del Estero: Ley 5.886-1992. Régimen de
Protección a la Actividad Literaria. • Tucumán: Ley 7.638-2006. Premio literario.
Dentro de las legislaciones locales, debemos destacar la ley sancionada por la
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por su aproximación al proyecto presente:
• Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Ley 3.014 del 5 de marzo de 2009.
Régimen de Reconocimiento a la Actividad Literaria de la Ciudad Autónoma de
la Ciudad de Buenos Aires. Ley de Creación del Instituto Nacional de Artes
Gráficas (Ley Nacional 27.067) en 2015.
Por consiguiente, el presente proyecto de ley permite la nacionalización de este
importante reconocimiento.
Por los motivos expuestos, solicito a las diputadas y diputados acompañen el
presente proyecto de ley.

Romina Del Plá