Tucumán

Que la crisis
la paguen
los capitalistas

Nuestras candidatas y candidatos

Editorial

Que la crisis
la paguen
los capitalistas

El Frente de Izquierda
o los candidatos del FMI

Las elecciones del 9 de junio se van a realizar en un escenario de bancarrota económica y financiera sin precedentes. El país esta sacudido por la inflación y los tarifazos que mes a mes destruyen el poder adquisitivo de los salarios. La recesión se agrava todos los días y crecen los despidos y las suspensiones.

En Tucumán se pagan los salarios más bajos del país, solo superados por Santiago del Estero. La precarización laboral afecta al 50% de los trabajadores. Si a eso agregamos que las principales producciones (azúcar, citrus, arándano, etc.) son de carácter temporario, decenas de miles de trabajadores sólo tienen ingresos asegurados en una parte del año. Esos trabajadores no pueden cobijarse en la obra pública que está completamente paralizada. Todo ello se traduce en un crecimiento explosivo de la miseria que pretende ser contenido mediante planes sociales de hambre. En este contexto, el gobierno y sus punteros buscan comprar voluntades mediante el manejo discrecional de subsidios personales.

Todo el sistema político nacional y provincial se encuentra bajo control del FMI que busca garantizar el pago de la deuda pública usuraria. Esto por voluntad de Macri, pero también de los gobernadores que han firmado los pactos fiscales y han votado el presupuesto del ajuste redactado en Washington.

Los responsables de esta situación buscan con las próximas elecciones el voto que legitime la continuidad de esta política de saqueo y deterioro de las condiciones de vida de la inmensa mayoría del pueblo trabajador. Manzur y Alperovich (e incluso Elías de Pérez) pretenden tomar distancia del gobierno nacional, pero fueron ellos y sus referentes en el Congreso los que votaron más de 110 leyes de ajuste (reforma previsional, pago a los Buitres, presupuestos de ajuste, etc.) durante los primeros 3 años de gobierno macrista. ¿Acaso Cano y Amaya no dejaron de denunciar el fraude electoral a cambio de los votos de Manzur y Alperovich en el Congreso? La pretensión de desligarse del derrumbe de Macri (el cual incluso para Cambiemos se ha convertido en un salvavidas de plomo) y su gobierno tiene por objetivo salvar lo fundamental de su política. Por eso todos han salido a garantizar los acuerdos (fracasados) con el FMI y el cumplimiento de la hipoteca que pesa sobre el país. Y esto incluye al propio kirchnerismo, que en Tucumán va disuelto en las distintas opciones justicialistas, que ha declarado que va a dar continuidad a los acuerdos con el FMI y al repago de una deuda ilegítima y usuraria, y por lo tanto la continuidad de la carestía, el hundimiento de los salarios y jubilaciones, y mayores despidos. El macrismo ha convocado a la oposición a suscribir un acuerdo de 10 puntos básicos para rescatar a un gobierno que se hunde, pero también para colocar la ruta de la clase capitalista. Hacemos notar que todas cámaras empresariales le dieron su apoyo: la UIA, la Mesa del Agro, los bancos, la CAME de la mediana empresa. Se trata de un programa contra la mayoría popular que apoyan todos los sectores capitalistas y por eso no confrontan con él ningunas de las fuerzas tradicionales, a excepción del Frente de Izquierda.

Roberto Lavagna, que criticó el anuncio como un marketing electoral, postula un gobierno de “unidad nacional” para imponer una reforma previsional, laboral y fiscal en la misma línea. No habrá, obviamente un acuerdo electoral, con la oposición pejotista-kirchnerista, pero hay un acuerdo estratégico para un relevo “ordenado”, con los trabajadores desmovilizados y sosteniendo lo pactado con el FMI. Las propuestas de reestructuración de deuda no son una salida para los trabajadores, son una salida para los acreedores que no podrán cobrar y se hará a costa del pueblo con tarifazos, impuestazos, inflación y reformas antiobreras.

Manzur, Alperovich, Elías de Pérez, son parte de este operativo y acuerdan con lo central de los 10 puntos de Macri: el cumplimiento de los acuerdos firmados por Macri con el FMI y la banca garantizando del pago de la usuraria deuda externa, la reforma laboral para provocar una mayor precarización laboral, la reforma previsional que aumente la edad jubilatoria y sancione una jubilación universal de indigencia, el “equilibrio fiscal” que implica la destrucción de la salud, la educación y la vivienda, el respeto a las concesiones leoninas a las privatizadas y sus tarifazos.

A los 10 puntos del acuerdo nacional con el FMI, el Partido Obrero y el Frente de Izquierda oponen “los 10 puntos del pueblo trabajador” que están al servicio de la movilización popular para terminar con el régimen del FMI y que son el eje de nuestra plataforma electoral contra el ajuste de Macri y los gobernadores. Porque El Frente de Izquierda y los Trabajadores es la única fuerza que ha ejercido una oposición sistemática a este régimen político antiobrero. Fuimos los únicos que advertimos que la política macrista nos llevaba a una nueva bancarrota. Fuimos los únicos que estuvimos apoyando, y en muchos casos organizando, cada unos de los reclamos obreros y populares que se suscitaron en la provincia.

Los que luchamos para que los sindicatos convoquen a un Congreso de delegados electos por la Base de todos los sindicatos, para que los trabajadores decidan. Y no los burócratas de la CGT. Es una política para quebrar el colaboracionismo de la burocracia sindical cuyos miembros integran los acoples que apoyan la reelección de Manzur, o sea del gobierno ajustador.

Por eso, redoblamos la lucha para reemplazar a las burocracias por direcciones honestas y combativas como es la de ADIUNT, el sindicato de la docencia universitaria que está a la cabeza de la lucha por el salario y la educación pública.

Luchamos por una nueva dirección en el movimiento estudiantil de la universidad. Defendemos el carácter independiente del Estado y los gobiernos de turnos del movimiento de los familiares que luchan contra la impunidad.

De la misma manera impulsamos y organizamos la lucha independiente de los movimientos sociales a los que se quiere poner bajo la batuta de los punteros rentados por el Estado o que responden a la iglesia, con el Polo Obrero a la cabeza.

Somos la fuerza política que levanta en su programa el aborto legal, seguro y gratuito, la educación sexual integral y la separación de la Iglesia y el Estado. La que enfrenta la creciente violencia institucional que sostienen macristas, pejotistas y bussistas, todos clericales, todos “celestes”, condenando a las mujeres mas jóvenes y pobres a las secuelas y muerte del aborto clandestino y al colectivo lgtbi a distintas formas de discriminación.

Impulsamos la unidad de las mujeres trabajadoras y desocupadas en una lucha común contra las políticas de ajuste fondomonetaristas, y por la más plena satisfacción de todas las reivindicaciones del pueblo explotado y oprimido.

Promovemos un paro activo nacional de 36 horas en el camino de la huelga general para terminar con Macri, y todo el régimen corrupto de pejotistas, macristas y kirchneristas y que mediante una asamblea constituyente, soberana y con poder proceda a una reorganización social, política y económica en favor de la mayoría laboriosa. Es el camino al propio gobierno de los trabajadores.

El próximo 9 de junio hay dos alternativas “El Frente de Izquierda o los candidatos del ajuste y la pobreza, del fraude, la impunidad y la corrupción.”

Nuestras

propuestas

  • Salario acorde al valor
    de la canasta familiar

    Prohibición de despidos y suspensiones. Reparto de las horas de trabajo sin afectar los salarios. Cupo laboral trans. Ocupación de toda empresa que cierre o despida para imponer la expropiación sin pago. Por un plan de obras públicas y viviendas populares bajo control de los trabajadores. Por impuestos progresivos a las grandes empresas y fortunas para financiar estos planes.

  • Anulación de todos
    los tarifazos

    Anulación de todos los tarifazos. Por la provincialización bajo control de los trabajadores del sistema energético y de transporte para asegurar un boleto accesible, condiciones de seguridad, frecuencia y recorrido de acuerdo a las necesidades de los usuarios. Apertura de la cuentas de la SAT. Por un impuesto extraordinario a las grandes contratistas para financiar las obras de cloacas y aguas potable.

  • Defensa
    de las mujeres

    Educación sexual, laica e integral. No a la injerencia del clero en la educación. Por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Por un Consejo Autónomo de mujeres electas con el voto popular que pase a atender toda la problemática de la violencia contra las mujeres y demás demandas.

  • Triplicación del
    presupuesto
    educativo

    Por un Sistema Nacional de Educación pública, gratuita, laica y científica. Triplicación del presupuesto educativo.

  • Triplicación del
    presupuesto para
    la salud pública

    Triplicación del presupuesto para la salud pública. Por una cobertura integral.

  • Desmantelamiento
    de los aparatos
    represivos
    y de espionaje

    Desmantelamiento de los aparatos represivos y de espionaje. Por un sistema de seguridad reclutado bajo la supervisión de las organizaciones defensoras de los DDHH y de los intereses de los trabajadores. Jueces y fiscales electos por el voto popular y revocables.

  • Por una reorganización
    económica y productiva

    Por una reorganización económica y productiva de la provincia y la región, sobre la base de la expropiación a los grandes cañeros e ingenios, y citrícolas.

Videos

Sumate