La lucha de las mujeres

El Frente de Izquierda Unidad es la única lista que lleva en su programa la lucha por el aborto legal, la separación de la iglesia del Estado y por los derechos de la mujer trabajadora –que son incompatibles con el régimen del FMI.

El voto al FIT-U es un mensaje político para quienes quieren gobernar con los pañuelos celestes y con la agenda de la reforma anti-laboral y anti-jubilatoria, reforzando la injerencia oscurantista en todos los ámbitos de nuestras vidas.

Macri y Alberto Fernández representan los pactos con las iglesias católicas y evangélicas para hacer pasar el ajuste a costa de nuestros derechos y predicando la resignación en rescate de un régimen de pobreza.

El pacto social que quiere Alberto Fernández es contra nuestros salarios y reivindicaciones, y por ello necesita del concurso de las Iglesias y la burocracia sindical.

Los Fernández unen pañuelos verdes y celestes y engañan con el planteo de la despenalización del aborto. Hace casi 100 años existe en nuestro país el aborto no punible por causales y sin embargo se incumple sistemáticamente en las narices de gobernadores peronistas, radicales y macristas, obligando a niñas víctimas de abuso a ser madres.

No hay aborto legal ni educación sexual ni derechos para las mujeres sino terminamos con la brutal colonización clerical del sistema de salud y educativo. Nuestros parlamentarios y parlamentarias, con Romina Del Plá a la cabeza, han dado muestra de su compromiso político con nuestras luchas, por eso necesitamos reforzar su representación.

Aborto legal y separación
de la iglesia del estado

Aprobación del proyecto de ley de la Campaña nacional por el Derecho al Aborto Legal.

Producción nacional y provincial de las píldoras que se utilizan para interrumpir un embarazo, educación sexual integral laica y científica, plenos derechos garantizados desde el Estado para todas las mujeres que quieran ser madres y para aquellas que no quieran o no puedan serlo. Formación de médicxs, enfermerxs y docentes en materia de educación sexual científica y laica. Pleno respeto a la diversidad de género.

VIOLENCIA Y FEMICIDIOS

Asistencia estatal a las mujeres víctimas de violencia con personal calificado y estable.

Acompañamiento económico y psicológico gratuito. Asesoramiento jurídico gratuito. Vivienda transitoria para la mujer en situación de violencia. Dispositivos de atención y seguimiento de hombres que ejercen violencia. Cumplimiento efectivo de las licencias por violencia de género, con especialistas en la atención de las denuncias, difusión por parte de patronales y del Estado de la existencia de dichas licencia y de su forma de acceso y atención y contención de cada caso. Responsabilidad del poder judicial en lo relativo al seguimiento de los hombres que ejercen violencia.

TRATA DE PERSONAS Y PROSTITUCIÓN

Aparición con vida de las más de 3400 niñas y mujeres desaparecidas en todo el país, de acuerdo a las últimas cifras del ministerio público.

Identificación de todos los lazos entre el Estado, empresarios y la pornografía infantil. Investigación de la ruta del dinero para identificar a los sectores capitalistas involucrados y desarmar el negocio. Abajo el Estado prostituyente y proxeneta. Trabajo genuino para todas las mujeres en situación de prostitución. Abajo las persecuciones, torturas y abusos policiales y políticos contra las mujeres que ejercen o están en estado de prostitución. Basta de proxenetismo promovido desde el Estado. Desmantelamiento de las redes de trata de personas.

ABUSO EN LA INFANCIA

Lucha integral contra el abuso en la infancia.

En un alto índice ocurre al interior de los propios hogares a manos de padres, padrastros u otros familiares y en el ámbito de las instituciones religiosas en las cuales el Estado terceriza la asistencia legal o educativa. Basta de persecución hacia las mujeres, a las “madres protectoras” y a todas las víctimas que denuncian los abusos. Juicio político a los jueces encubridores de pedófilos. Denunciemos al SAP (Síndrome de Alienación Parental) y todo tipo de recurso inventado por los defensores de pedófilos que cuentan en su favor con organizaciones de abogados financiados por la iglesia. Juicio y castigo en la justicia ordinaria para todas las autoridades clericales involucradas en casos de abuso y de encubrimiento.

Derecho a la vivienda para todos los trabajadores.

El 11% de los hogares son monoparentales y el 84% de ellos recaen sobre las mujeres. Plan de viviendas para las mujeres jefas de hogar con cuotas no superiores al 25% de su ingreso y subsidios estatales financiados sobre la base de impuestos a la patria inmobiliaria. Expropiación de tierras y viviendas ociosas, para poner en pie planes de vivienda popular.

Salud

Atención integral en salud. Derecho a la anticoncepción, al aborto legal y seguro y a los tratamientos integrales de fertilización en obras sociales y en la atención pública.

Eliminación de la objeción de conciencia en lo que respecta a la salud sexual y reproductiva de las mujeres. Fuera las iglesias y sus agentes del sistema de salud. No a las reformas privatistas de la salud. Aumento presupuestario para el sistema de salud pública. Licencia de largo tratamiento por familiar enfermo: la ausencia de esta licencia afecta particularmente a las mujeres trabajadoras, principales sostenes de la asistencia adultos dependientes y a menores en los hogares.

Prohibición de la objeción de conciencia -que sólo sirve para bloquear derechos de las mujeres y las disidencias- en el ámbito de la salud. No a la CUS. Aumento presupuestario de emergencia. Re nacionalización del sistema de salud bajo el control de los y las trabajadoras.

CONSEJO AUTÓNOMO DE LA MUJER

Lejos de necesitar otro organismo burocrático condicionado por la política del gobierno de turno (Ministerio de la Mujer, Instituto Nacional de las Mujeres o Consejo Nacional de las mujeres), necesitamos nuestro propio organismo, autónomo e independiente, cuyo principio rector sea un espacio de poder de las propias mujeres en lucha.

Las llamadas “emergencias en violencia de género” votadas en legislaturas provinciales y municipales han fracasado completamente y solo han servido para habilitar a los gobiernos al uso de los presupuestos para hacer clientelismo con ONGs u organizaciones amigas del poder, muchas de ellas de corte clerical. Los gobiernos fondomonetaristas son incompatibles con los derechos de las mujeres. Sin la disposición política a enfrentarse al poder económico y religioso no hay organismo que pueda poner fin al femicidio diario, al aborto clandestino, a la violencia y a la miseria de la precarización laboral y sin combatir todo esto, no hay Ni Una Menos. Proponemos conformar un Consejo Autónomo de Mujeres, con presupuesto estatal y una dirección nacional y delegaciones locales electas por las propias mujeres desde los 13 años.

Trabajo

Salario mínimo igual al costo de la canasta familiar. Igual salario por igual trabajo. Trabajo genuino para todas las trabajadoras desocupadas, subocupadas y precarizadas bajo diferentes modalidades.

Cumplimiento efectivo de las licencias por violencia de género, con especialistas en la atención de las denuncias, difusión por parte de patronales y del Estado de la existencia de dichas licencias y de su forma de acceso y atención y contención de cada caso. Licencia de largo tratamiento por familiar enfermo: la ausencia de esta licencia afecta particularmente a las mujeres trabajadoras, principales sostenes de la asistencia adultos dependientes y a menores en los hogares. Eliminación de los legajos de las trabajadoras de toda licencia psiquiátrica utilizada para sortear la ausencia de otras licencias adecuadas. Lactarios adecuados en cada lugar de trabajo. Jardines para los hijxs de trabajadores, juegotecas y/o subsidios de manera transitoria hasta la concreción de los espacios adecuados por parte de patronales y del Estado. Capacitación en horario de trabajo a cargo de las patronales y/o el Estado Incentivo y estímulo a la formación. Extensión de las licencias materno paternales y acceso al cuidado compartido de los niñxs. Acceso de las mujeres a todos los niveles de todos los escalafones.

CUPO LABORAL TRAVESTI-TRANS

Abajo toda forma de discriminación. Plena aplicación del cupo laboral travesti- trans a nivel nacional.

JUBILACIÓN

Acceso de todas las mujeres a una jubilación mínima equivalente a dos salarios mínimos, financiada con aportes de las grandes patronales y de la renta financiera.

82% móvil. No al aumento de la edad jubilatoria. Abajo la reforma previsional del FMI.

Reapertura de la paritaria de las empleadas domésticas: duplicación del salario mínimo del escalafón.

Plan de subsidio estatal financiado con impuestos progresivos, para las empleadas cuyos empleadores tengan ingresos por debajo de 15 salarios mínimos de conjunto en el grupo familiar.

Conocé nuestras propuestas
sobre otras temáticas:

VIVIENDA

MEDIOAMBIENTE

SALUD

DEUDA

EDUCACIÓN

JUVENTUD

Si estás de acuerdo

Conocé al
Frente de Izquierda