“Por la unidad de la clase obrera y la izquierda para derrotar el ajuste de Macri y los gobernadores con la movilización popular”

Declaraciones de Romina Del Plá sobre las conclusiones del XXV Congreso del Partido Obrero
2 de abril de 2018
En la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA sesionó durante los cuatro días el fin de semana el XXV Congreso anual del Partido Obrero. Casi cuatrocientos delegados de las 24 provincias del país sesionaron en cinco comisiones y sesión plenaria para delinear la estrategia política de la organización, al tiempo que se eligió el nuevo Comité Nacional. Las resoluciones sobre la situación política, el movimiento obrero, la mujer y la juventud, concentran el debate previo de tres meses por parte de toda la militancia que eligió en plenarios locales los delegados al Congreso. El Partido Obrero continúa así su desarrollo ascendente basado en la más amplia democracia interna de su militancia para intervenir como un solo puño en la lucha por la emancipación de los trabajadores. Estuvieron presentes delegaciones internacionales de ocho países: Grecia, Turquía, Francia, Italia, Rusia, Brasil, Uruguay y Perú, quienes brindaron un saludo al plenario de los delegados y participarán de una Conferencia Internacional por la Construcción de la Internacional, culminando en un acto público que se realizará el sábado 7 de abril en la Facultad de Sociales de la UBA en Santiago del Estero 1029.
 
Romina Del Pla, Diputada Nacional del PO-FIT y Secretaria General del Suteba Matanza, pronunció las palabras finales y destacó:
 
“La consigna central que hemos votado en nuestra resolución política –Por la unidad de la clase obrera y la izquierda para derrotar el ajuste de Macri y los gobernadores con la movilización popular- expresa un objetivo de tipo estratégico. El gobierno Macri descarga los desequilibrios económicos crecientes, la enorme inflación y los tarifazos a repetición como consecuencia de la dolarización de las tarifas, el endeudamiento sideral que realimenta el déficit fiscal por los costos usurarios de un endeudamiento insostenible, el déficit creciente del comercio exterior y la quiebra del Banco Central, sobre las espaldas de los trabajadores con despidos, paritarias a la baja, impuestazos, el robo a los jubilados, liquidación de los convenios colectivos y la reforma laboral que está en carpeta. Pero fracasan todos los días, porque tras castigar con una nueva devaluación la fuga de capitales de marzo batió todos los récord, por eso los Aranguren y toda la clase capitalista mantienen sus fortunas en el exterior, mientras aquí se derrumban nuestros ingresos, la salud y la educación.”
 
“Macri –continuó- es el hombre de Lagarde del FMI, de Trump y de la Unión Europea en América Latina, pero es cada día más repudiado en los lugares de trabajo, por eso hemos resuelto reforzar nuestra campaña por un Congreso de Delegados mandatados por la Bases de la CGT, la CTA y todos los sindicatos, para resolver un programa de los trabajadores, un paro y activo nacional y un plan de lucha. La lucha es ahora, para derrotar la reforma laboral y los topes paritarios. Es ahora para arrancar el aborto legal y los derechos de la mujer. Es ahora para frenar la reforma laboral, para terminar con la persecución de nuestros compañeros y la represión a todos los luchadores. Las voces pejotistas que buscan anestesiar las rebeliones obreras y populares como las de diciembre y las del 8M del paro de las mujeres, como las grandes movilizaciones del 24 de marzo con la consigna “hay 2019”, están encubriendo la entrega de la burocracia sindical colaboracionista y de los parlamentarios que votan la leyes del ajuste.”
 
"El Congreso del Partido Obrero rechazó la ofensiva represiva del gobierno que incluye un reforzamiento de los pactos militares y de seguridad con Estados Unidos e Israel y rechazó la participación de las FFAA en la seguridad interior. Voto una movilización extraordinaria por la absolución de nuestros compañeros Dimas Ponce y Cesar Arakaki y todos los procesados de las movilizaciones de 14 y el 18 de diciembre" 
 
Del Plá culminó “El 1º de mayo, convocamos al Frente de Izquierda a organizar un gran acto del clasismo, las luchas y la izquierda para poner en alto estas banderas de los trabajadores, el aborto legal y los derechos de la mujer y por la unidad mundial de los trabajadores para terminar con la explotación del hombre por el hombre y las crecientes guerras que expresan la barbarie con la que descargan la crisis capitalista sobre la humanidad.”