8 y 9M: una propuesta para avanzar en una gran jornada unitaria de lucha por los derechos de las mujeres y la diversidad

Llamamos a todas y todes a poner en pie una nueva asamblea este martes a las 19hs en la Mutual Sentimiento.
3 de marzo de 2020
Luego de que las organizaciones kirchneristas que integran las asambleas de mujeres (NUM, Patria Grande, Mov. Evita) se retiraran de la última asamblea que debatía la organización del próximo 8 y 9 M, se difundió la convocatoria unilateral del Colectivo Ni Una Menos, que desconoce los acuerdos previos logrados tras arduos debates en cuatro asambleas consecutivas. 
 
Esos acuerdos contemplaban una consigna que coloca al movimiento en el campo del rechazo al pago de la deuda, el FMI y las iglesias (mediante una aproximación de consenso – la consigna original de este sector era “vivas, libres y desendeudadas nos queremos”), realizar el domingo 8 una acción frente a la catedral (contra la propuesta original de las organizaciones integradas al gobierno, de hacer  “acciones en los barrios”, diluyendo la denuncia a las iglesias y la misa contra nuestra lucha por el derecho al aborto legal), y organizar y reclamar a las centrales sindicales un paro con movilización el lunes 9 de marzo.  Esos acuerdos, que reflejan una conquista política de la izquierda, fueron sin embargo boicoteados por el PTS y el MAS, que actuaron en un cuadro de total desorientación: su eje era hacer una marcha el domingo y entregar la lucha por la organización de un paro de la clase obrera por las mujeres el lunes 9. El grupo de Altamira fue con igual orientación. El MST también sostuvo largamente como eje central el domingo 8, aunque luego se avino a incorporar el 9.
 
El debate la última asamblea giró sobre el recorrido de la marcha, y si ésta debía dirigirse a Plaza de Mayo o a Congreso. Las compañeras del PdT dimos una ardua lucha política en defensa de la movilización a Plaza de Mayo, orientando nuestras demandas al poder político, mientras el kirchnerismo proponía consensuar salir desde la Plaza hacia Congreso.
 
Desde la última asamblea hasta ahora, en pocas horas el escenario político cambió. Las organizaciones K se lanzaron a una ofensiva para, aprovechando la fuerza de su aparato comunicacional, su poder de convocatoria y las expectativas que generó el anunció de Alberto Fernández en la apertura de sesiones sobre la legalización del aborto en el parlamento en un corto plazo, lanzar la jornada del 9 en el Congreso. Acto seguido, la dirigente del NUM se fue del grupo de coordinación de las asambleas anunciando que no habría nueva instancia de coordinación de nada.
 
La convocatoria lanzada ahora de manera unilateral por estos sectores borra por completo la Plaza de Mayo del recorrido. El retroceso es brutal, porque el centro del Poder Político queda completamente desdibujado como responsable por nuestras demandas y derechos vulnerados. El NUM convoca a concentrar sólo en Congreso y a hacer concentraciones barriales el domingo 8. 
 
La ruptura del movimiento sobre la base de estas premisas es a todas luces negativa, y sellaría la ruptura con un principio muy caro para la lucha por los derechos de las mujeres trabajadoras, nada menos que su independencia política, que es lo que le da el carácter progresivo a este movimiento -que ha sido el más combativo y movilizado en los últimos años en nuestro país, que organizó los paros y acciones de lucha más importantes contra los distintos gobiernos, ante la deserción completa de la burocracia sindical y el peronismo en todas sus variantes. La pretensión de responsabilizar a la izquierda por la ruptura del movimiento no puede ser leída más que como una maniobra para liquidar su carácter independiente de todos los gobiernos ante la asunción de un Alberto.
 
Este escenario crea una nueva situación, porque es una ofensiva del kirchnerismo envalentonado para bloquear a la izquierda, que ha logrado importantes conquistas en términos de posicionamientos políticos dentro del movimiento en todos los últimos años. Para ellas, nuestra presencia es un factor de crisis, que impide alinear al movimiento de mujeres detrás del peronismo y que lo lleva a un choque con las centrales sindicales de las cuales son aliadas.   
 
Ante ello, las organizaciones de izquierda e independientes hemos suscripto una propuesta –que enviamos ayer al grupo de coordinación de las asambleas- para organizar una nueva asamblea en el día hoy a las 19hs en la Mutual, defender los acuerdos previos y organizar una jornada lucha común este 8 y 9 de Marzo,  en el marco de un nuevo Paro Internacional por las Mujeres, en el día internacional de la mujer trabajadora. Frente a ese escenario, defender una marcha común que contemple a la Plaza de Mayo como punto de referencia se impone como una lucha de vital importancia. Proponer hoy marchar desde Plaza de Mayo a Congreso es una concesión y al mismo tiempo una conquista, en defensa de la lucha por nuestras posiciones dentro de un movimiento fuertemente heterogéneo, con fuertes ilusiones en el nuevo gobierno, pero firme voluntad lucha por sus derechos.
 
Reproducimos a continuación la propuesta que fue girada con firmas de un amplio espectro de organizaciones que defendemos una jornada independiente y de lucha. 
 
8 y 9M: una propuesta para avanzar en una gran jornada unitaria de lucha por los derechos de las mujeres y la diversidad
 
Desde hace 4 años nuestro movimiento viene construyendo multitudinarias movilizaciones y paros que instalaron en las calles la agenda de lucha por nuestros derechos. Con el debate en asambleas hemos acordado importantes definiciones para actuar en unidad y fortalecer nuestras demandas: somos un movimiento antipatriarcal, antiimperialista, anticapitalista, anticlerical, antirracista, antibiologicista e independiente de todos los gobiernos. Con estas banderas, hemos logrado actuar en común a pesar de nuestras divergencias, porque todas y todes anteponemos la lucha por nuestras demandas a la subordinación a cualquier sector del poder político de turno.
 
Para darle continuidad a nuestra organización, necesitamos una pronta nueva asamblea para poner en pie las jornadas de lucha del 8 y 9 y ser millones en un nuevo Paro Internacional por las mujeres y las disidencias.
 
Este año tenemos enormes desafíos y nos sobran los motivos para volver a salir masivamente a las calles, como lo hicimos recientemente en el 19F en apoyo al proyecto de la Campaña. Porque debemos conquistar movilizadas el derechos al aborto legal, la separación de la iglesia del Estado, el rechazo al ajuste y al pacto con el FMI, contra los femicidios, trans-travesticidios y todas las formas de violencia patriarcal, por el trabajo genuino y los derechos laborales de les trabajadores.
 
En las asambleas realizadas este año logramos acuerdos importantes, en un esfuerzo común por defender una jornada de lucha masiva y unitaria. Quienes firmamos este llamamiento, proponemos partir de esos acuerdos: organizar un contundente pañuelazo este domingo 8 de marzo frente a la catedral, en la Plaza de Mayo, y organizar y reclamar el paro a las centrales sindicales este lunes 9 de marzo, marchando desde Plaza de Mayo a Congreso, con la consigna “la deuda es con nosotras y nosotres, no con el FMI ni con las iglesias”, “aborto legal ya, apoyamos el proyecto de la Campaña”. Y consideramos que la mejor manera es realizando una radio abierta para que todas las voces puedan expresarse al final de la jornada –propuesta que ponemos a consideración para un intercambio entre todas y todes.
 
Sobre la base de esta propuesta, que busca defender una jornada unitaria, llamamos a todas y todes a poner en pie una nueva asamblea este martes a las 19hs en la Mutual Sentimiento.
 
Campaña Nacional contra las violencias hacia las mujeres
Agrupación Las Rojas
Agrupación de mujeres Pan y Rosas
Poder Popular Corriente de Izquierda
Isadora, mujeres en lucha
Juntas y a la Izquierda
La Red Feminista Cannabica
Plenario de Trabajadoras
Polo Obrero
MTL - Rebelde
Movimiento Teresa Vive

Suscribite a nuestra lista de prensa y recibí en tu mail comunicados de prensa, notas e información al instante

¿Conocés
?