Al Plenario de regionales de la CGT, a los plenarios de la CTA, a todo el movimiento obrero

11 de abril de 2019

¡Por un inmediato paro activo nacional de 36 horas!

 

El gobierno de Macri y de sus cómplices, los gobernadores de todo el país y los que le votaron todas las leyes al macrismo están empujando al conjunto de la clase obrera a un estado de miseria.

El 32 por ciento de los argentinos, según el Indec, no llegan a la línea de la pobreza. No sólo los compañeros desocupados o precarizados. Una amplia gama de los trabajadores ocupados que cobran salarios en blanco también son pobres, como los maestros de 17 de las 24 provincias del país.

¡La clase obrera argentina, cada vez más, no cubre la alimentación, el transporte, el vestido y la salud!

Enfrentamos una situación insoportable, que Macri y los gobernadores coinciden en profundizar, porque son todos rehenes del pacto con el FMI.

Se agravará con los tarifazos que vienen, que superan el 30 por ciento, con el dólar a 45 pesos, que lleva la carestía a las nubes, con el avance de hecho en la reforma laboral, en medio de despidos masivos y cierres.

Se trata de una situación dramática para la clase trabajadora, que exige de resoluciones a la altura para revertir este ataque histórico.

Sin embargo, hace seis meses que no hay ninguna medida de fuerza. El paro de 36 horas de fin de año –ya convocado- fue suspendido, lo que privó de una respuesta acorde de parte de la clase obrera argentina.

 

¡Esto no va más!

 

Desde el Plenario Sindical Combativo consideramos que hay que cambiar de rumbo inmediatamente.

¿No es evidente que la política de negociación con el régimen de Macri y los gobernadores ha fracasado para revertir la situación que padece hoy la clase obrera?

¿Debemos seguir asistiendo al derrumbe industrial como nunca en la historia nacional y a la pérdida de miles de puestos de trabajo paralizados?

El ajuste que significa el acuerdo con el FMI, sostenido por todos los gobiernos, tiene como principal víctima a los trabajadores: salarios por debajo de la inflación, devaluación, suspensiones, despidos y cierres de fábricas, crecimiento de la pobreza y de la desocupación.

¿No está colocada como una necesidad, frente a cierres masivos y cesantías en cadena, la ocupación de toda fábrica que despida, en defensa de los puestos de trabajo?

Frente a los recursos preventivos de crisis, a razón de uno cada tres días, como el que se busca imponer a los obreros de Fate, todos amañados por las patronales, amparadas en la excusa de una crisis económica que es producida por la política de gobierno que ellas mismas apoyan, para despedir, precarizar, bajar salarios y avanzar en la reforma laboral que reclaman, ¿no debemos enfrentarlos con una política enérgica para frenar esta sangría?

El odio de la clase obrera contra este gobierno no deja de crecer. Las distintas jornadas de movilización que diversos sectores del movimiento obrero realizamos el último 4 de abril dieron cuenta de la bronca y de la disposición de la clase obrera a enfrentar esta política. La negativa de la CGT y de las CTAs a parar y a marchar a Plaza de Mayo para desplegar toda la fuerza de la clase obrera, para frenar esta ofensiva, ha sido muy perjudicial.

Sin embargo, están los motivos y la disposición de la clase obrera para pelear.

Desde el sindicalismo combativo plantemos la necesidad de resolver un paro inmediato de 36 horas, con abandono de trabajo y movilización hacia la Plaza de Mayo, y a todos los centros de poder de cada provincia, tomando las mejores tradiciones de lucha de la clase obrera, como en la jornada del Cordobazo. Una acción que ponga en la calle a millones de trabajadores. Proclamamos la necesidad de que se convoque a un confederal de delegados mandatados por la base de la CGT, la CTAs, y todas las centrales y delegados de todas las organizaciones de desocupados, que largue un plan de lucha hasta quebrar esta ofensiva, que amenaza con la integridad misma de la clase obrera.

Un plan de lucha para derrotar a Macri, los gobernadores y el FMI. Para arrancar un salario mínimo igual a la canasta familiar, la indexación mensual de los salarios de acuerdo a la inflación, la jubilación del 82% móvil y el aumento de emergencia para los jubilados, la ocupación de toda fábrica que cierre o despida, el reparto de las horas de trabajo disponibles sin afectar el salario, el rechazo a la reforma laboral y el fin de la reforma jubilatoria.

Paro y plan de lucha con continuidad hasta derrotarlos, una petición a gritos de parte de los trabajadores que debemos llevar a cabo ahora. Octubre está muy lejos y no habrá salida si no es con un plan económico y social de los trabajadores que parta de romper con el FMI y el no pago de la usuraria deuda externa.

 

Miguel Del Plá, secretario general CTA Santa Cruz: 2966646777

Ileana Celotto, secretaria general AGD-UBA: 1169053408

Daniel Rapanelli, secretario general Suteba Ensenada: 54 9 221 459 5815

Miguel Bravetti, secretario general Comisión Interna Interpack I: 116 112 7942

Alejandro Crespo, secretario general Sutna: 1562005089

Suscribite a nuestra lista de prensa y recibí en tu mail comunicados de prensa, notas e información al instante

¿Conocés
?