1 de diciembre de 2017 | Por Juan Winograd, Consejero Superior de la UBA

UBA: Víctor Ramos, un candidato gemelo de Barbieri

El candidato de las gestiones K para la Asamblea Universitaria, privatista y lobbysta de las corporaciones petroleras y mineras

El espacio “Otra UBA es posible”, que nuclea a las gestiones de las facultades de Exactas y Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, anunció recientemente que impulsará la candidatura de Víctor Ramos al Rectorado. Que el anuncio se haga a 5 días de la Asamblea Universitaria, en la cual se realizará la elección del rector de la universidad, alcanza para ver que los decanos K no tienen ninguna intención de que Ramos sea la insignia de una campaña contra la reelección de Alberto Barbieri, que viene de la mano de la adecuación de la UBA a las reformas de Macri.

Tampoco podría serlo Ramos, un profesor de Geología  defensor del fracking y la megaminería a cielo abierto.

Un privatista de pé a pa

Víctor Ramos es un lobbysta de las corporaciones mineras y petroleras. En 2010, fue el responsable de elaborar el informe de la UBA sobre el yacimiento Bajo la Alumbrera, luego de que el Consejo Superior aceptara los fondos de la minera. En el mismo realiza una acalorada defensa de la minería a cielo abierto y reduce sus "desventajas" al impacto "paisajístico", obviando los derrames de metales pesados, la sequía de ríos y arroyos y el aumento de los casos de cáncer que denuncia el pueblo de Andalgalá y que llevaron finalmente a que la Justicia ordenara su cierre. Se trata de uno de los episodios más brutales del sometimiento de la universidad al capital privado y tiene a Víctor Ramos como su protagonista.

En la Facultad de Exactas es desde hace años un ferviente impulsor de la adecuación de las carreras y la investigación científica a las necesidades empresariales, y en esa línea de la acreditación a la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau). Es la política que llevó adelante en la carrera de Geología, donde los convenios con distintos pulpos petroleros hoy representan más del 20% del presupuesto del departamento. Ramos expresa la fracción más derechista de la camarilla de profesores que dirige Exactas, a tal punto que su "currículum" incluye haberse reunido con Videla en plena dictadura militar como miembro de la junta ejecutiva del Congreso Geológico Argentino.

Debacle del kirchnerismo

La elección de Ramos como candidato muestra la debacle del espacio "progresista" y su incapacidad de ofrecer un rumbo alternativo al de Barbieri y Franja Morada. La candidatura de Ramos tiene, de parte de las gestiones K, un profundo sentido político. Muestra que más allá de los choques con el rectorado de Barbieri –ligados fundamentalmente a la distribución de fondos entre las facultades–, coinciden en la política de privatización marcada por el crecimiento de los recursos propios y la disposición de los recursos humanos, científicos y materiales de la universidad al servicio del lucro privado.

La presentación de este derechista por parte de los decanos K deja a su pata izquierda en una incomodidad mayúscula. A La Mella no le quedó más remedio que aceptar que Ramos "no expresa el programa de los estudiantes", pero insiste en la necesidad de desarrollar "la más amplia unidad" con quienes impulsan su candidatura. Se trata de una contradicción insalvable: ¿cómo podemos hacer causa común con quienes dicen que su rector ideal es un defensor de la Coneau y de los fondos-soborno de La Alumbrera? La explicación de este ‘irraciocinio’ es que La Mella y el kirchnerismo estudiantil llegan a esta Asamblea Universitaria en un grado avanzado de asimilación al régimen universitario. Esto se evidencia, entre otras cosas, en que limitan la crítica de la reforma del estatuto a la eliminación de los comedores y albergues universitarios, obviando el sentido político fundamental que es la adecuación de la universidad a las reformas macristas –es decir, al programa privatista que comparten Barbieri y Ramos.

Por una gran movilización independiente

"Víctor Ramos Rector" es la confesión del kirchnerismo universitario de que no concibe para la universidad ningún programa alternativo al de Barbieri y Macri. La conclusión evidente que se desprende es la necesidad de movilizarnos de forma independiente de todas las fracciones del régimen universitario. La Fuba y todos los centros de estudiantes deben pronunciarse contra la reelección de Barbieri y contra la candidatura gemela de Ramos y convocar a movilizarnos junto a la AGD contra las reformas privatistas, por los derechos de estudiantes y trabajadores y por la democratización de la universidad.


 

Tags: uba, asamblea-universitaria, Victor-Ramos

Compartir

Comentarios

@2018 - Partido Obrero