30 de marzo de 2018 | Por Fiore UNSAM

Ingreso eliminatorio en la UNSAM: ¿cómo lo enfrentamos?

Una vez más, cientos de estudiantes intentan ingresar a la carrera  de Psicopedagogía- la carrera con mayor demanda de la Escuela de Humanidades de la Universidad Nacional de San Martín- y se encontraron con la aplicación de cupos y bochazos masivos, que son una verdadera política de expulsión.
En 2017 el bochazo fue masivo: de 236 aspirantes sólo 100 lograron ingresar a la carrera. Como si fuera poco, las autoridades, mediante la aplicación de trabas burocráticas, les negaron a los estudiantes su derecho a revisión de examen. Este año, la situación se acentúa: las notas del CPU 2018, “aprobado” o “desaprobado”, no fueron publicadas como siempre en cartelera, si no que fueron enviadas por mail uno a uno, nuevamente sin posibilidad de ver las correcciones.

Un régimen expulsivo

Los bochazos no responden a una dificultad académica de los contenidos de estudio, por eso las autoridades se niegan a publicar las notas y a justificar las correcciones, sino que profundizan una política de expulsión que ya es bien conocida en la UNSAM. 
Hace ya unos años, ante el crecimiento exponencial de la matrícula, las autoridades comenzaron a aplicar cupos al ingreso de Psicopedagogía, dejando a cientos de aspirantes sin posibilidades de inscribirse. La UNSAM, lejos de destinar sus recursos hacia un crecimiento de las carreras de grado, los coloca al servicio de los posgrados arancelados.
La política que Greco llevó a cabo como Decano de Humanidades y ahora como Rector de la universidad, es defender una orientación de negocios privados en las instalaciones de la UNSAM, por ello acreditó tempranamente la universidad a la (contra) reforma macrista: el Sistema de Reconocimiento Académico, una suerte de CONEAU 2.0. 

¿Qué pasa con el Centro de Estudiantes y los consejeros?

Ante esta situación, tanto los consejeros estudiantiles de Humanidades pertenecientes a la agrupación kirchnerista Compromiso Unsam como el Centro de Estudiantes conducido por la agrupación también kirchnerista José Martí, no llamaron a ninguna instancia de organización estudiantil y desligaron a las autoridades de las responsabilidades que le competen. En definitiva actúan como un bloqueo y una barrera de contención para la defensa de las cursadas de todos los estudiantes.
Sin embargo, todas estas maniobras no fueron suficiente para impedir que los estudiantes reclamen tanto por su derecho a revisar los exámenes como por el acceso irrestricto a la educación. Por el contrario, nos organizamos en asamblea contra las restricciones y los filtros de forma independiente de las autoridades, del gobierno y de la propia conducción del centro de estudiantes.
Desde La Caldera (UJS-PO + independientes) llamamos a todos los estudiantes a firmar y difundir el petitorio que se resolvió hacer en la asamblea del lunes 26, y a organizarnos para revertir los bochazos y terminar con todos los filtros, tanto en el ingreso como durante la carrera. 

Vamos por:

Incorporacion del CPU a la carrera.
Basta de filtros.
•    Fecha para una revisión abierta de los exámenes, eliminando el trámite burocrático y engorroso para solicitar la misma. 
•    Recuperatorios pertinentes.
•    Incorporación a mitad de cuatrimestre de los compañeros que aprueben.
•    Reapertura del CPU a mitad de año donde sólo se cursen las materias desaprobadas en la primera instancia. 
•    Que se justifiquen las faltas, tanto en el CPU como en la carrera, teniendo certificado médico o no.
•    Ampliacion de la oferta horaria y. Nuevas comisiones en Psicopedagogía, y en todas las carreras de la UNSAM.
•    Que todas las materias del CPU y de las carreras se dicten en ambos cuatrimestres
•    Precios accesibles en la fotocopiadora y becas de apuntes en todos los años para todo aquel que lo necesite. 
 

Tags: UNSAM, CPU, ingreso

Compartir

Comentarios

@2018 - Prensa Obrera