13 de abril de 2018 | Por Corresponsal

Choferes de Expreso Lomas: nueva movilización de una lucha que no afloja

La enorme acción que están llevando adelante los 400 choferes de las líneas 112, 165 y 243 tuvo un nuevo capítulo esta mañana con una gran movilización que sumó trabajadores de otras líneas, organizaciones y vecinos; es una muestra de las reservas de lucha que hay en el movimiento obrero, particularmente entre los choferes. Los compañeros llevan un mes de retención de tareas, en reclamo de los coches necesarios para brindar un servicio seguro sin recortar el plantel de las líneas, exigiendo la continuidad laboral, reconocimiento de antigüedad, y una salida inmediata. Con masivas asambleas y movilizaciones están marcando un camino para el movimiento obrero de la zona. Las dilaciones de la intervención judicial de la empresa, los empresarios y el sindicato, no están logrando desgastar a los compañeros.

Una paritaria que atrasa

El repudio al acuerdo paritario firmado por la UTA entre estos choferes es unánime, pero es un cuadro que se extiende en todo el gremio. El arreglo de un 15% en cuotas a espaldas de todos los trabajadores, está lejos del piso del 25% previsto para la inflación de este año. A tal punto es así, que el ministro de Trabajo Jorge Triaca acaba de “ofertar” a la UOM un 18,5%, aunque también en este caso es una rebaja salarial.

La situación salarial y de condiciones laborales de los choferes se agrava si consideramos que el 15% es en cuotas, lo que anualizado suma un 10%. Y que en el acuerdo firmado por Roberto Fernández, un abierto colaboracionista del gobierno, queda planteado “revisar” el convenio colectivo para adecuarlo a las “nuevas realidades”, haciendo referencia a la reforma anti-laboral que el macrismo tiene en carpeta, y que trae precarización laboral, multifunción, rebaja de indemnizaciones, entre otros puntos. En la base del gremio se corre fuerte la bola de que se pretende introducir monotributistas, fuera de convenio, perdiendo derechos históricos; la eliminación de la jubilación a los 55 años también está en la lista de la voracidad patronal.

Por abajo, crece la bronca y las luchas

Además del conflicto de los choferes de Expreso Lomas, en las últimas semanas han surgido otros conflictos con fuertes respuestas obreras como el paro indeterminado que realizó la línea 114, así como el bloqueo de la 160 M.O. SUR, por parte de los choferes de la 514 de Almirante Brown en ambos casos por retrasos salariales.

Este cuadro convulsivo en el gremio es la base para un rechazo de plano de la miseria salarial y entrega del convenio por parte de la UTA. Es necesario impulsar asambleas en cada línea, por la reapertura inmediata de la paritaria y por paritarios electos para que la negociación esté en manos de los trabajadores. Por un salario básico inicial que sea igual a la canasta familiar, hoy en $27mil. Está planteado poner en pie una oposición antiburocrática y un agrupamiento clasista por una nueva dirección en la UTA.

Tags: uta, convenio

Compartir

Comentarios

@2018 - Prensa Obrera