7 de febrero de 2018 | Por Juan García

Chaco: la votación de la responsabilidad fiscal

La voz de Aurelio Díaz fue la única que se alzó en la Cámara de Diputados contra la adhesión de la provincia a la Ley de Responsabilidad fiscal. El PJ y la UCR aprobaron como un solo bloque la adhesión a la Ley Nacional, en una sesión convocada atropelladamente y sin debate por el gobernador. La Ley establece, entre otros puntos, que la provincia no podrá incorporar más personal a planta en el Estado a no ser que crezca la población y que los salarios no crecerán más que la inflación.

En su intervención, Aurelio señaló: “lo que se está votando es ajuste y más ajuste. Acá se pretende congelar los salarios y la posibilidad de ingresar al Estado. Yo les pregunto: ¿Alguno de ustedes puede vivir con 12.000 pesos, que es lo que cobra un docente que recién se inicia? ¿Alguno de ustedes puede vivir con 2000 pesos, que es lo que cobra un portero precarizado? ¿Saben ustedes que en la Escuela 3 de Fontana, donde el Gobierno le sacó los planes a los porteros precarizados, los mismos docentes les pagan el sueldo? Por eso rechazamos esta Ley, acá hay 10.000 trabajadores precarizados, y denunciamos a los diputados peronistas y radicales porque se está cometiendo una verdadera fechoría contra estos trabajadores delante de sus narices”.

Luis Obeid, del PRO, señaló que se trataba de “equilibrar las cuentas públicas”. Pero la Ley va más allá, porque establece una prohibición de aumentar salarios y de incorporar personal a planta incluso si la economía crece. Aurelio respondió sobre el déficit fiscal: “El gobierno nacional bajó los impuestos a los sojeros, a las mineras, los aportes patronales y el impuesto a las ganancias que pagan las grandes empresas. Y ahora alguien tiene que pagar los platos rotos y le cargan la factura a los trabajadores”. El pacto fiscal contempla también la eliminación gradual de ingresos brutos, que aporta cerca del 10% de la recaudación anual del Chaco. Un festival para las patronales a costa de los trabajadores.

Livio Gutiérrez (UCR) desarrolló una tesis original: sostuvo que el gobierno nacional “no está ajustando” en el Chaco, porque las partidas presupuestarias por coparticipación son mayores que en el pasado. Esto es normal que ocurra debido al crecimiento económico, pero la Ley votada impide que se traduzca en mejoras en la educación y la salud, dado que restringe las contrataciones de personal necesario, y tampoco podría derivar en aumentos salariales, dado que los salarios no pueden crecer más que la inflación. A la hora de valorar el ajuste nacional, sin embargo, Gutiérrez se “olvidó” de los miles de jubilados chaqueños de ANSES a los que se les arrebató parte de su jubilación con la reforma previsional, de los trabajadores del sector privado que sufren los topes paritarios de Triaca, del aumento de las naftas que golpea especialmente a la provincia donde los combustibles están por sobre el nivel de Buenos Aires, de los aumentos descomunales en los peajes, o de los aumentos de la tarifa mayorista de la luz que el macrismo impulsa golpeando los hogares de todo el país.

Juan Manuel Pedrini (FPV), innovó en sentido contrario. Para él, el gobierno provincial está “amortiguando” el ajuste del gobierno nacional, dado que en el Chaco no hay despidos ni se ha golpeado la jubilación de los empleados provinciales, que gozan del 82% móvil en virtud de un régimen establecido constitucionalmente. Se olvidó que, en 2017, el aumento a los docentes fue del 7,5% a los estatales, del 12% mientras la inflación no bajó del 25%. Para este año, a pesar de que aumentó la coparticipación por encima del 25% y la inflación proyectada es del 15%, el gobernador Domingo Peppo pretende limitar los aumentos salariales por debajo del 10%. El martes, una gran movilización piquetera salió a la calle a cuestionar los recortes a los movimientos sociales por parte del gobierno provincial. Pedrini se pasea por medios de comunicación criticando la reforma previsional, escondiendo que es la contracara del pacto fiscal, dado que los fondos de la Anses irán a compensar los cambios de coparticipación.

La rúbrica de la provincia de la responsabilidad fiscal es una continuidad de lo ocurrido en el mes de diciembre, cuando el PJ chaqueño concurrió (Peppo en persona) a asegurar la votación de la reforma anti jubilatoria. Contra el ajuste del PJ y la UCR, urge preparar un plan de lucha provincial, con eje en las paritarias docentes y estatales y la defensa de los planes sociales, la lucha por el pase a planta y todos los reclamos. Como parte de esta política impulsamos un congreso de delegados de base del movimiento obrero para enfrentar el plan de ajuste y debatir una salida para la provincia.

 

Tags: ajuste, chaco, aurelio-diaz

Compartir

Comentarios

@2018 - Partido Obrero