27 de enero de 2018 | Por PDT La Plata

A 6 meses de la desaparición de Johana Ramallo

Crece el movimiento de lucha. Sin complicidad del Estado, no hay redes de trata.

El viernes 26, en la ciudad de La Plata, realizamos una intervención artística con radio abierta sobre las puertas de Gobernación. Junto con Marta, madre de Johana, el Plenario de Trabajadoras y otras organizaciones demostramos que esta lucha se encuentra más fortalecida que nunca. Seguimos en las calles por Johana y por todas las pibas desaparecidas bajo las redes de trata y prostitución.

En este aniversario, tan simbólico para todos, se decidió desarrollar una fuerte denuncia mediante una intervención sobre las rejas de la casa de Gobierno, donde se plasmó la red de complicidades en la desaparición de Johana, cuyas implicancias van desde María Eugenia Vidal y el intendente Julio Garro, hasta el jefe de la Bonaerense, la DDI y las comisarías 9na y las de Villa Ponzzati, implicadas en el caso. Esta ha sido la mayor conclusión de este enorme movimiento de lucha, las mafias de la trata y de narcotráfico funcionan bajo el rol cómplice y encubridor del Estado capitalista. Este régimen social se alimenta de estos negocios y los promueve. Por eso la trata de personas se ha transformado en el segundo negocio ilegal más grande del mundo.

Este aniversario, además, se vivió marcado por  amenazas de diferentes oficiales de la policía bonaerense hace pocos días contra Marta Ramallo, quien fue increpada dentro del Hospital San Martin al ser identificada por estos oficiales como la madre de Johana. “Vos sos la mamá de la puta desaparecida”, la increparon -toda una definición de la perspectiva con la que las fuerzas represivas consideran la situación. No solo la agredieron, también la responsabilizaron porque están siendo investigados dentro de la causa, como si esto fuera poco le prohibieron el ingreso al hospital, un espacio público. Cabe recordar que Johana fue atendida en ese mismo hospital el día anterior a su desaparición, cuya ubicación está en plena zona roja, lo que lo coloca como un eslabón de la cadena que conduce a su desaparición.

El rol de la justicia

Durante los primeros dos meses, cuando la causa se encontraba a cargo de la Fiscalía de Betina Lacki, se negó el cambio de carátula a desaparición forzada de persona bajo el delito de trata y se dilató la búsqueda de cualquier dato certero que ayude a dar con el paradero de la joven, lo que reclamamos oportunamente junto a la mamá de Johana. 

En la actualidad, la causa se encuentra en los juzgados federales a cargo del juez Kreplak, el cambio no ha redundado en un giro en la investigación, tenemos que seguir denunciando que no existe un solo imputado ni avances sustanciales en la búsqueda de Johana y en los responsables de su desaparición.

Que aparezca Johana

El elemento central de este entramado de violencia que dio lugar a  la desaparición es la condición de clase de Johana, mujer y pobre. Johana trabajó durante los últimos años en el programa Ella Hacen de manera precarizada y con un salario lejos de una canasta familiar, en una coyuntura donde se profundiza la miseria, Johana se encontraba en situación de prostitución y fue cooptada por estas mafias.

Es por esto que desde el documento que dio cierre a la jornada, se enmarcó esta  lucha en la que tenemos que dar de conjunto contra el plan de guerra contra las y los trabajadores por parte del gobierno. Por ello,  las mujeres y organizaciones presentes también nos pronunciamos contra las reformas antiobreras, los despidos y llamamos a movilizar y parar el próximo 8 de marzo, concretando el paro internacional de Mujeres.

Necesitamos terminar con este  régimen social de explotación y sus redes de trata, que mantiene a más de 3 mil pibas desaparecidas en todo el país. 

¡Devuelvan a Johana! El Estado es responsable

Tags: Niunamenos, dia-internacional-de-la-mujer-trabajadora

Compartir

Comentarios

@2018 - Partido Obrero