10 de abril de 2018 | Por Alejandra del Castillo

Tucumán: movilización a un mes del asesinato de Facundo Ferreira

Es el niño de 12 años fusilado por la policía

El 8 de abril se cumplió un mes del fusilamiento de Facundo Ferreira, un niño de 12 años, por parte de la policía. Su familia, vecinos y organizaciones nos movilizamos en la capital tucumana frente a Tribunales.

En este caso, la doctrina Chocobar no sólo es impulsada y defendida por el gobierno provincial sino también por la justicia que actúa garantizando impunidad al gatillo fácil.   

Facundo fue ejecutado cuando circulaba en moto con un amigo de 14 años cerca de la 1 de la mañana. Habían ido a ver las picadas que tienen lugar en la zona del Parque 9 de Julio. Según la versión policial, Facundo y su amigo formaban parte de un grupo de jóvenes con actitud sospechosa que cuando se les dio voz de alto emprendieron la fuga efectuando disparos. En la persecución Facundo cayó herido como resultado de un balazo en la nunca. 

Pero esta versión policial se viene abajo, pues a Facundo le dispararon en la nuca a menos de un metro de distancia y no les importó que se tratase de un niño. Facu tenía la marca de un borceguí en la cara, como si hubiera recibido un pisotón o una patada y a su familia le informaron que había sido víctima de un accidente vial. 

Transcurrido un mes, los policías que dispararon, todavía no están imputados y tampoco prestaron declaración. Solo fueron demorados 5 horas, en las primeras horas del asesinato, pero luego se los liberó por falta de pruebas. Si bien trascendió que la fiscal actuante los acusará todavía se desconoce el delito que les imputará.  En todo este período los abogados de la familia de Facundo no pudieron acceder al expediente.    

Todo este operativo de impunidad se da en medio de un reforzamiento represivo en la provincia que tiene su máxima expresión en la aprobación de una ley que establece de facto la prisión preventiva para "motochorros", "rompevidrios" y "escruchantes". Llueven también las denuncias por detenciones arbitrarias bajo la figura de resistencia a la autoridad. El resultado es el abarrotamiento de las comisarías que hasta albergan presos en las oficinas. 

La lucha por justicia por Facundo en este cuadro constituye un importante escalón para enfrentar la doctrina Chocobar y el gatillo fácil y desarmar el operativo de impunidad que se pretende montar sobre los responsables. Su familia, vecinos y organizaciones vamos a continuar la lucha para no haya NI UN FACU MENOS. 

Tags: facundo-ferreira, tucuman, gatillo-facil, doctrina-chocobar

Compartir

Comentarios

@2018 - Prensa Obrera