2 de febrero de 2018 | Por Nora Biaggio

La causa contra los militantes de Villa Gesell pasó a archivo

Un triunfo popular

Luego de un mes y medio de proceso judicial, la causa contra los cuatro militantes de Villa Gesell pasó a archivo.

La detención de Giuliana Paluci Arias, del Partido Obrero, y de  tres simpatizantes del Frente de Izquierda, acusados de realizar pintadas contra la reforma laboral y previsional a fines de noviembre en Villa Gesell es la expresión de la determinación por parte del gobierno de Macri y Vidal pero también de los funcionarios del FpV de impedir toda organización y lucha contra las medidas antiobreras en curso.

El intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, es del FpV y se ha negado a destituir a su secretario de seguridad Juan Cadena y a retirar los cargos contra los compañeros aun ante el reclamo de las organizaciones sociales y de derechos humanos que no sólo se concentraron en la comisaría reclamando la inmediata liberación de los detenidos sino que se movilizaron para garantizar su seguridad en el traslado a la fiscalía de Pinamar y luego se entrevistaron directamente con el intendente.

Contrasta la manifiesta severidad y exceso de autoridad oficial en el distrito con las pintadas del FpV/Unidad Ciudadana que pueblan gran cantidad de paredes.  Tampoco cuadra la defensa encendida del intendente del secretario de Seguridad Cadena, o del accionar policial “por su gran lucha contra las drogas”, cuando no se puede impedir entre otras cosas la circulación de dealers por las escuelas del distrito, como denunciaron docentes presentes en la entrevista con  la intendencia.

La detención de los compañeros generó una inmensa movilización en la localidad. Apuntaló las acciones de lucha  del 6 de diciembre contra las reformas previsional, laboral, antieducativa e impositiva.

El 18 de diciembre esto se profundizó con una marcha de varias cuadras en consonancia con  la movilización obrera masiva al Congreso Nacional. El intendente Barrera se hizo presente en la movilización gesellina pretendiendo estar en contra de la reforma previsional. Varios presentes lo repudiaron. Se colocó fuertemente en la marcha el reclamo contra la persecución a los compañeros por pintar contra la reforma.

La hipocresía del intendente Barrera es proporcional a la del kirchnerismo y a la del peronismo: garantizaron el quórum  y la votación favorable al robo a los jubilados en el Congreso, mientras  otros, para guardar las formas,  votaron en contra, o  no asistieron como Scioli. Votan el pacto fiscal, los impuestazos y reprimen como en Santa Cruz para imponerlo.

Barrera y Cadena representan en toda su magnitud la política del peronismo, del kirchnerismo, tanto en el terreno político  como sindical. Un sector denuncia al gobierno mientras otro garantiza la gobernabilidad votando las leyes, acordando los despidos y recortes o paralizando las organizaciones obreras.

El pase a archivo de la causa de los cuatro compañeros gesellinos es un triunfo.

Vamos por el desprocesamiento de César, Dimas y todos los luchadores perseguidos.

Tags: villa-gesell, detencion-arbitraria

Compartir

Comentarios

@2018 - Partido Obrero