10 de marzo de 2018 | Por Emiliano Fabris

No al cierre de los Bachilleratos para Adultos

A finales de 2017, por medio de la resolución 1657/17, el gobierno de María Eugenia Vidal eliminó de un plumazo los Bachilleratos para Adultos de la provincia de Buenos Aires. Sus docentes se verán afectados por el pase a disponibilidad de los que tienen cargos titulares y la cesantía de los provisionales.

Según el gobierno, su objetivo es “concentrar” la oferta educativa para toda persona de 18 años en adelante en “formatos flexibles que respondan a las necesidades de la matrícula, semi-presencialidad-virtual-seminarios intensivos, entre otros”.
Ahora bien, los “formatos flexibles” suponen menos clases presenciales, menos contenidos y, por lo tanto, una oferta devaluada de formación secundaria. Además, implica un achicamiento, ya que no existe hasta el momento ninguna oferta concreta para los adultos que vivan en las zonas periféricas y barriadas populares.

Este recorte de Vidal se apoya en utilizar los “formatos flexibles” ya existentes, como lo es el programa FINES 2, creado por el gobierno kirchnerista, cuyos docentes trabajan en negro, sin derechos estatutarios –a pesar de lo cual es defendido a rajatabla por la burocracia celeste del SUTEBA. A su vez, el gobierno estaría implementado próximamente una nueva oferta precaria denominada “Aula de Aceleración”, para jóvenes de entre 15 y 17 años, la cual comprime 3 años de secundaria básica en uno solo, reemplazando materias por “áreas” y cuyos docentes trabajarían “por proyecto y a ciclo cerrado” (sin estabilidad); y está en proceso una reforma en los llamados Centros Educativos de Nivel Secundario (CENS) para implementar la semipresencialidad, como se intentó hacer en el año 2013, pero fue rechazado por la comunidad educativa.


La burocracia de SUTEBA se ha limitado a presentar impugnaciones administrativas y judiciales que son un saludo a la bandera, mientras se está generado una verdadera rebelión en varios distritos, impulsado en muchos casos por los Sutebas Multicolores o por autoconvocatorias docentes, a las que se suman padres, alumnos y ex alumnos, y se expresan en abrazos, festivales y movilizaciones. Estas acciones están generando, como medida de emergencia, que no se implementen las cesantías y pases a disponibilidad de los docentes de los Bachilleratos para Adultos. 
 

TE PUEDE INTERESAR: Escobar: Los bachilleratos de adultos se ponen de pie

Tags: bachilleratos, bachilleratos-para-adultos

Compartir

Comentarios

@2018 - Prensa Obrera