10 de marzo de 2018 | Por Corresponsal

Chubut: Transporte educativo gratuito… y parcial

Impulsemos la lucha hasta su aplicación definitiva y sin restricciones.

Las sucesivas movilizaciones llevadas a cabo desde fines del año en toda la provincia del Chubut por parte del movimiento educativo, han rendido sus frutos logrando la continuidad del Transporte Educativo Gratuito (TEG),  aunque con injustas limitaciones.
 
Su continuidad significa un avance de los estudiantes sobre el intento de la gobernación de Mariano Arcioni –y de Mario Das Neves a finales de su mandato- de “mandar al freezer" la aplicación de la ley, intentando quitar al TEG del presupuesto provincial 2018.
 
Hubo movilizaciones y asambleas autoconvocadas, que tuvieron lugar en diferentes localidades de Chubut desde finales del año pasado, destacándose el bloqueo a la terminal de Trelew como consecuencia a la falta de respuestas del gobierno. Cabe mencionar que en esa ocasión, el intendente de la ciudad, Adrián Maderna, dejó clara su postura mencionando que “es un tema que tienen que solucionar las autoridades provinciales”.  

Límites
 
La aplicación parcial del boleto educativo presenta varias limitaciones.
 
Por un lado, la resolución del gobierno chubutense excluye la gratuidad del boleto a una buena parte de la comunidad educativa. Por ejemplo, los docentes cuyos ingresos superen los $19.000 no podrán acceder al boleto, mientras que en el caso de los alumnos los ingresos familiares no podrán ser mayores a $28.500.
 
Además, la aplicación del mismo cubre apenas 40 pasajes mensuales, urbanos o interurbanos. Es decir, 20 viajes ida y 20 de vuelta, no teniendo en cuenta a los alumnos, docentes o auxiliares que asisten a los establecimientos en doble turno, o a los que viajan entre localidades todos los días (en algunos casos hasta los sábados). 

También se plantea una limitante a partir de vincular las materias aprobadas con el acceso al TEG. Según informa el gobierno de Chubut en el sitio web oficial del TEG, para tener el boleto los estudiantes universitarios deben tener 3 materias aprobadas en el curso del año y una materia aprobada del semestre precedente. En cuanto a los de nivel terciario y de formación profesional, deben haber aprobado la totalidad de las materias en el año académico anterior y, en todos los casos, no poseer título universitario o terciario previo; todas limitantes calcadas a la impuestas por el gobierno neoliberal ajustista de María Eugenia Vidal (Cambiemos) en la provincia de Buenos Aires.

Un negocio por atrás

La continuidad del TEG resulta para las empresas de transporte recibir aún más dinero en subsidios.
El reclamo histórico del Boleto no puede ser otro negocio de los empresarios que llenan sus bolsillos a costa de los impuestos que pagan los trabajadores. El mismo tiene que salir de las propias ganancias de las empresas, que deben abrir sus libros contables para saber los costos reales del transporte.

La lucha sigue

Desde el Partido Obrero entendemos que esta conquista tiene que ser un impulso para el movimiento educativo. Hay que seguir enfrentando las políticas de ataque a la educación impulsada por Cambiemos y los gobernadores.

Lograr no solo la aplicación del boleto, sino que este sea educativo, gratuito y universal y no se pague con subsidios millonarios, debe ser nuestro objetivo.

Llamamos a que los Centros de Estudiantes, Coordinadoras  y Federaciones convoquen asambleas que discutan un plan de lucha independiente que nos dé la victoria.

¡Manos a la obra!

Tags: boleto-educativo

Compartir

Comentarios

@2018 - Prensa Obrera